Tlaxcala tiene nuevo obispo, las campanas lo anuncian al pueblo

  • El Administrador Apostólico de la diócesis había pedido al presbiterio estar atento a la designación de su nuevo pastor, y dar a conocer la noticia con repiques

“Al escuchar el tañido de las campanas en los templos, algunas personas intuyeron que ya teníamos nuevo obispo; la gente sabía que algo importante estaba pasando en la diócesis, y como era una noticia que anhelábamos y por la que estábamos orando desde hace mucho tiempo, inmediatamente corrieron a confirmarla”.

Un día antes, monseñor Jorge Iván Gómez, Administrador Diocesano de Tlaxcala, había participado en un retiro espiritual del presbiterio, y sin tener todavía la noticia oficial, pidió a los sacerdotes que cuando se diera a conocer el nombre del nuevo obispo de Tlaxcala, todos los templos hicieran repicar las campanas, tal como ocurrió de manera espontánea tras el anuncio de la canonización de los Niños Mártires en marzo pasado.

Y así ocurrió este jueves luego de que la Oficina de Prensa del Vaticano diera a conocer desde muy temprano que el Papa Francisco había nombrado al padre Julio César Salcedo Aquino, como nuevo Obispo de la Diócesis de Tlaxcala, nacido en la Ciudad de México el 12 de abril de 1951, y quien fuera Superior General de los Misioneros Josefinos del 2009 al 2015.

Un presbiterio entregado

En entrevista para Vida Nueva Digital México, monseñor Jorge Iván Gómez explicó que el P. Julio César Salcedo, si bien tiene cierto conocimiento de la región debido a que su mamá era de Huamantla, y aún tiene familiares en la entidad, nunca ha trabajado en Tlaxcala, pues los religiosos josefinos no tienen presencia en la diócesis, no así la rama masculina, a quienes ha visitado en algunas ocasiones en el municipio de Apizaco.

Sin embargo, confió en que, al igual que él, en poco tiempo se enamorará de la diócesis, pues cuenta con “un presbiterio muy abnegado y entregado a su gente, con profundo sentido de pertenencia y con mucho cariño para su obispo. Los fieles, con sus prácticas de piedad popular y manifestaciones religiosas en torno a las fiestas patronales, y sobre todo, mucha devoción a Jesús Eucaristía y a la Santísimas Virgen María”.

Monseñor Gómez adelantó que esta mañana se comunicó con el P. Julio César Salcedo para felicitarlo y para tener un primer acercamiento. Ambos acordaron reunirse a principios de la próxima semana en Naucalpan, Estado de México, para fijar la fecha de la consagración episcopal y posesión canónica.

Urge su presencia

Explicó que los sacerdotes nombrados obispos tienen como máximo tres meses para llevar a cabo su consagración episcopal, según lo estipula el Derecho Canónico: “Él es consciente de la urgencia que tenemos de su presencia en la diócesis, por lo que su consagración seguramente será mucho antes de la canonización de los Niños Mártires de Tlaxcala, establecida para el 15 de octubre”.

Sobre el caminar pastoral de esa Iglesia particular, Mons. Gómez detalló que el Plan Diocesano de Pastoral es 2009-2019, por lo que el nuevo obispo prácticamente llegará a acompañar la recta final del mismo, e irá planeando lo que sigue, teniendo presente que, como Iglesia mexicana, se está trabajando en un proyecto global de pastoral, siguiendo las indicaciones que en su momento el Papa Francisco dio a los obispos del país, y el cual tiene como referentes los 500 años de las apariciones de la Virgen de Guadalupe y los 2000 años de la Redención. “En esto seguramente el Señor Obispo va a aportar muchísimo desde su experiencia”.

La esperada canonización

–El nuevo obispo llega en un momento muy importante, de cara a la canonización de los Niños Mártires de Tlaxcala, ¿qué nos puede decir al respecto?

–Como diócesis ya tenemos todo un programa en el que participan cada uno de los decanatos y cada una de las parroquias de la diócesis. En cuanto a la celebración en Roma, también tenemos ya preparado un acto académico y una celebración solemne de vísperas para el 14 de octubre. La canonización el día 15, y el lunes 16 tenemos programada una Misa de acción de gracias presidida por el Prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos. En cuanto a México, para el 18 de noviembre queremos invitar al nuncio apostólico Franco Coppola, a los cardenales y a los obispos en lo que será una gran fiesta nacional. Hay todo un proyecto que en su momento se lo presentaremos al señor obispo para que haga los ajustes que considere conveniente.

Actualmente la Diócesis de Tlaxcala cuenta con 147 sacerdotes diocesanos, 17 religiosos, entre misioneros de la Divina Redención, escolapios y franciscanos; tiene cinco conventos de vida contemplativa y 15 institutos religiosos de vida apostólica.

Actualizado
15/06/2017
Compartir