Fernando Vidal, sociólogo, bloguero A su imagen
Director de la Cátedra Amoris Laetitia y director del Instituto Universitario de la Familia, de la Universidad Pontificia Comillas

Se buscan intelectuales cristianos


Compartir

Hay que agradecer al filósofo Diego S. Garrocho que haya suscitado el debate sobre el papel de los intelectuales cristianos hoy. Es buena noticia: se echa de menos una contribución más viva desde la experiencia religiosa. La reconstrucción tras el coronavirus necesita una mayor contribución de los cristianos en todos los órdenes.



La llamada a los intelectuales es crucial, porque a esta situación hemos llegado por déficit en los modos de pensar en valores y creencias de la civilización global. En esto incluiría la pregunta por la aportación de los cristianos en la cultura, la ciencia y el arte.

¿Sigue teniendo sentido?

Lo primero sería interrogarnos sobre el significado de la figura del intelectual hoy en día. ¿Sigue teniendo sentido? ¿Cómo se construye o reconoce hoy en día un intelectual? ¿Por su impacto en los medios de comunicación y en el mundo editorial? ¿O por su influencia en los centros de decisión y organizaciones? ¿Quién es una referencia intelectual? ¿Es expresión de su saber o del poder de quien le da cuota de pantalla? ¿Y dónde y desde dónde debe pensar y hablar ese intelectual? Responder a las preguntas de Garrocho exige penetrar en esta revisión del papel y surgimiento de los intelectuales.

Hay numerosos intelectuales cristianos que actúan como tales haciendo la mejor ciencia posible. Intervienen en la esfera pública hablando de política internacional, historia, ética o economía. Hay pensadores de referencia en las ONG y sectores de la Iglesia. Lo que se echa de menos es la comunicación explícita entre la experiencia de Dios y la razón en la conversación pública. Quizá la clave es la hondura de nuestra relación viva con Dios, cómo transforma nuestro modo de pensar y cómo lo compartimos. El enfoque no es el de la guerra cultural, sino el de la profundidad y legibilidad.

Lea más: