Fernando Vidal, sociólogo, bloguero A su imagen
Director de la Cátedra Amoris Laetitia y director del Instituto Universitario de la Familia, de la Universidad Pontificia Comillas

El don de la inclusión


Compartir

La Comunidad de Vida Cristiana (CVX) en España ha publicado el manifiesto ‘Viviendo la unidad en la diversidad’. Reconocen que, en sus comunidades de espiritualidad ignaciana, están integradas personas homosexuales que participan en igualdad lejos de cualquier estigma. La CVX lo “vive como don de Dios”.



Ante las situaciones de injusta discriminación, ha redoblado esfuerzos de reconocimiento, acogida y acompañamiento, y “se compromete a cuidar la sensibilización y formación” para avanzar en su integración.

La presencia de personas LGTBI en la Iglesia es un don de Dios. Muestran el testimonio cristiano de quienes, aun siendo demasiado tiempo víctimas de exclusión y castigo, no se han ido. Han continuado humilde y discretamente caminando tras Jesús.

  • Es un don para quienes hablan de Dios en ambientes gais, porque ofrecen una casa abierta donde acoger.
  • Es un don de Dios para los familiares que tienen vergüenza de que se sepa que su hijo es homosexual y sienten la dureza de sus compañeros de parroquia o movimiento contra quien más aman en el mundo.
  • Es don para quienes tenemos amigos que aún no se atreven a compartir su situación.
  • Es un don de Dios para quienes les hicimos saber que no había un sitio para esas personas y no dimos la cara por ellas, porque es una oportunidad para que nos perdonen.
  • Es un don de Dios para quienes cierran los ojos a esta realidad, porque ahora pueden conocer su experiencia de Dios.
  • Es un don de Dios para quienes son insultantes y violentos contra las personas homosexuales y con otras diversidades sexuales, porque tienen una llamada más del Espíritu para abandonar la homofobia y dejar caer a tierra las piedras que aprietan en sus manos.
Lea más: