Fernando Vidal, sociólogo, bloguero A su imagen
Director de la Cátedra Amoris Laetitia

Desgaste a la polaca


Compartir

El modelo polaco de Iglesia ha sufrido un progresivo desgaste. El cambio de la relación de la sociedad y los católicos con la jerarquía polaca ha sufrido un cambio vertiginoso. Aunque hay un 90% de polacos que se declaran católicos, una encuesta del instituto CBOS –una institución cercana al Gobierno– registra el progresivo descenso de la confianza de la comunidad católica en sus obispos.



La convergencia episcopal con el más duro conservadurismo, la respuesta eclesial a la sociedad y también los abusos sexuales han supuesto un acelerada erosión. En 2015, la confianza social en la Iglesia era del 58% y ahora está en el 41%. Otra encuesta realizada por IBRiS para el diario ‘Rzeczpospolita’, baja la confianza hasta el 39,5%. Las personas que dicen expresamente que desconfían de la Iglesia se ha elevado hasta el 47% en la encuesta de CBOS. Al menos, tres quintos de esa desconfianza es de los propios católicos.

Celebración ortodoxa

La encuesta de IBRiS aporta más datos. Entre la población general, un 35% tiene una visión positiva de la Iglesia polaca y un 32%, negativa. El 31% declara que ni una cosa ni la otra. Sin embargo, cuando se atiende a la distribución por edad, el futuro se dibuja diferente. Tan solo un 9% de los jóvenes polacos tienen una opinión positiva de la Iglesia, frente al 47%, que es negativa, y un 44%, que no se posiciona.

Solo el 18% de los jóvenes comprometidos con su fe

La agencia pública polaca de estadística reveló el pasado marzo una encuesta sobre religiosidad en la misma dirección. Entre los jóvenes, solo el 18% está comprometido con su fe fuerte o moderadamente.

Parece que el modelo tan conservador sostenido por la Iglesia polaca está produciendo una intensa separación con la mayoría de los católicos del país, especialmente con la juventud.

Lea más: