Una parroquia de Polonia da pautas para recibir la visita del sacerdote en casa: ponerse zapatos y encerrar al perro

En 2018 la misma iglesia publicaba un texto donde pedía a las mujeres que acudiesen correctamente vestidas a misa, evitando vestidos y faldas cortas “ya que esto perturba a quienes dirigen el servicio”

Con el fin de ayudar a los feligreses a prepararse para la visita pastoral anual que se lleva a cabo después de Navidad, una iglesia de la ciudad de Białystok ha publicado las pautas en su sitio web. En ellas se incluyen instrucciones sobre cómo vestir y comportarse durante estos encuentros. De paso, han recordado las “tradicionales” donaciones al cura, que pueden ser dos: una para él y otra para la iglesia.



Las directrices incluyen cosas como recibir al sacerdote con “vestimenta formal con zapatos, no zapatillas”, así como que hacerlo descalzo “es una expresión del más alto desprecio”. “Los perros deben estar encerrados en una habitación adecuada de antemano”, continúa el texto. “Un perro que toca la sobrepelliz del sacerdote con su pata no es un gesto de bienvenida, sino una señal de negligencia de los anfitriones”.

Visita ‘obligatoria’

El libro también critica a aquellos que no preparan los accesorios necesarios: una tela blanca, agua bendita, dos candelabros y la Santa Biblia, o que los toman prestados de los vecinos en el último minuto. Y señala, también, que deben estar presentes “todos los miembros del hogar”. Por eso, los padres “no deben permitir que los niños o jóvenes salgan de la casa durante la visita pastoral”, y los niños deben preparar el material de catequesis para enseñárselo al sacerdote.

Además, tal como recoge Deon.pl, la parroquia ha advertido que aquellos que rechazan la visita pastoral expresan una falta de identificación con la iglesia y, por lo tanto, “aceptan rechazar todos los servicios pastorales futuros”.  Sin embargo, no es la primera vez que esta parroquia publica un documento similar. En 2018 publicó un texto en el que pedía a los fieles que acudieran vestidos de forma apropiada a la iglesia, “especialmente las mujeres que se sientan en las bancas delanteras”, que deben evitar “usar un vestido corto o una falda” ya que esto “perturba a quienes dirigen el servicio”.

Noticias relacionadas
Compartir