.


El Vaticano estudia revocar la identidad católica a un colegio jesuita por no expulsar a un profesor casado con otro hombre

La Congregación para la Educación Católica ha suspendido temporalmente la decisión tomada por el arzobispo de Indianápolis

escuela jesuitas

La Congregación para la Educación Católica del Vaticano ha suspendido de forma temporal un decreto de la Archidiócesis de Indianápolis (Estados Unidos), en el cual se revocaba la identidad católica de la escuela de educación secundaria Brebeuf, perteneciente a la Compañía de Jesús por no despedir a uno de sus profesores, casado con otro hombre. Tal como recoge CNA la suspensión tendrá efecto mientras la Congregación estudia la apelación presentada al decreto.

El decreto fue firmado el pasado 21 de junio por el arzobispo Charles Thompson, quien afirmaba, en un comunicado publicado por la Archidiócesis, que “quienes enseñan en instituciones educativas católicas llevan a cabo un ministerio importante para comunicar la plenitud de la enseñanza católica a los estudiantes, tanto por palabra como por acción, dentro y fuera del aula”.

Tras los hechos, el superior provincial de los jesuitas en el medio oeste de Estados Unidos, Brian Paulson, presentó una apelación al decreto ante el arzobispado. Ante la negativa a rescindir la decisión, Paulson recurrió al Vaticano para que considerase el asunto. Finalmente, el 23 de septiembre el director del colegio, Bill Verbryke, anunciaba que la Congregación había decidido “suspender el decreto del arzobispo de manera inmediata, a la espera de la resolución final de la apelación”.

Resolver el desacuerdo de inmediato

Sin embargo, tal como subrayó Verbryke, “la suspensión temporal del decreto del arzobispo no significa que el asunto se haya resuelto o que se haya tomado una decisión permanente”. Del mismo modo, el director subrayaba, en un mensaje a la comunidad escolar, que esto “tampoco significa que la Congregación se incline de una forma u otra sobre cualquiera de los temas en cuestión, simplemente ha otorgado una suspensión temporal al decreto hasta que se tome una decisión final”.

El director de la escuela ha señalado, además, que se desconoce cuánto tiempo durará el proceso de apelación, “pero somos sinceros en nuestro deseo de resolver nuestro desacuerdo con el arzobispo y reanudar la fuerte relación que siempre habíamos tenido con la Arquidiócesis desde nuestra fundación en 1962″.

Noticias relacionadas
Compartir