.


Francisco en Isla Mauricio: siete horas darán para mucho

Una mujer, en una calle de Isla Mauricio, frente a un mural con un dibujo del Papa/EFE

La Isla Mauricio es un paraíso turístico y… También un paraíso fiscal aunque esto el gobierno y sus habitantes no lo proclamen e incluso traten de ocultarlo. En su historia ha pasado por las manos de holandeses, franceses e ingleses y alcanzó su independencia en 1992 permaneciendo dentro de la Commonwealth. Su población- un millón trescientos mil habitantes-  es un mosaico de etnias y razas diferentes (indios, chinos, malasios, etc.) con el consiguiente cruce de culturas y religiones.

La primera misa en la isla la celebró un padre jesuita en el 1616 pero la verdadera evangelización no comienza hasta el siglo XVIII con la llegada de los Lazaristas fundados por San Vicente de Paul .Hoy el número de católicos ronda los cuatrocientos mil  ( un 28 %) de la población) y entre su clero destaca el arzobispo de la capital Port Louis -en honor del Rey de Francia Luis XV-, el cardenal Maurice Piat que está al frente de un centenar de  sacerdotes y más de mil catequistas.

Francisco va a permanecer en la Isla ( ya visitada por Juan Pablo II en octubre de 1989 de regreso de un viaje a Corea del Sur, Indonesia y Timor Este) menos de siete horas. El momento culminante será la Eucaristía que celebrará  ante el monumento  a María Reina de la Paz elevado en 1940 por haber preservado a los mauricianos de los horrores de la II Guerra Mundial.

La parte oficial de la visita es el encuentro con el presidente “ad interim” de la República Barlen Vyapoory  y sucesivamente con el primer ministro Pravind Kumar que además de dicho cargo es al mismo tiempo Ministro del Interior, de Finanzas y Economía. El discurso que pronunciara el Papa ante el gobierno, autoridades, sociedad civil y Cuerpo Diplomático cerrará su estancia la Isla Mauricio.

Noticias relacionadas
Compartir