.


Caso Leonardo Avendaño: sobrino del sacerdote rompe el silencio

  • Pedro Caravantes Bautista asegura que las pruebas ofrecidas por la PGJ de la CDMX son confusas y de ninguna manera son concluyentes
  • Considera que el próximo lunes será una fecha clave para el padre Francisco

Pedro Israel Caravantes Bautista, sobrino del sacerdote señalado como presunto culpable del asesinato del joven Leonardo Avendaño, aseguró que las pruebas que ha dado a conocer la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ), basadas en videos y mensajes telefónicos, son confusas y de ninguna manera son concluyentes.

A través de un texto al cual Vida Nueva tuvo acceso, el sobrino del sacerdote Francisco Javier ‘N’, quien asegura haber sido designado por su tío para coordinar la defensa, consideró que las pruebas presentadas por la PGJ no muestran una contundencia de la culpa. “Confiamos en que Dios permitirá que se actúe con justicia en la aclaración de los hechos; mientras tanto, confiamos en el padre Francisco como inocente”.

El miércoles pasado por la noche, el sacerdote el Francisco Javier ‘N’ fue aprehendido como presunto culpable del asesinato de Leonardo Avendaño, estudiante de maestría en la Universidad Intercontinental, y quien realizaba un trabajo apostólico en la parroquia del sacerdote que se encuentra detenido.

Aún es presunto culpable

Tras señalar que la aprehensión del sacerdote ha causado mucho dolor y confusión en la comunidad católica, Pedro Caravantes recordó que la situación jurídica del padre Francisco Javier, quien se encuentra detenido en el Reclusorio Oriente de forma preventiva, sigue siendo de presunto culpable.

Sin embargo –apunta el texto– el lunes 24 de junio será clave para el proceso: “La resolución que determinará si es vinculado a proceso o no; ese día será crítico, por ello no debemos dejar de interceder por el padre”.

La Iglesia lo ha acompañado

El sobrino del sacerdote agradeció que como Iglesia se ha respondido, “no ha faltado la oración y se perciben sus frutos; agradecemos se siga orando con la certeza de la fe para que la justicia se aplique”, aseguró, y recordó que el Vicario Episcopal del Clero de la Arquidiócesis de México ha estado con él asistiéndole en el reclusorio.

Añadió: “El padre Francisco, como pastor de la Iglesia, ha sido un sacerdote con gran vigor en su ministerio; desde hace más de 20 años ha hecho el bien a la comunidad y a mucha gente que viene de lejos para que le atienda. Como hombre tiene un temperamento que le lleva a ser controvertido en ocasiones, pero quienes le conocemos nunca hemos visto en él ningún acto de violencia”.

Pedro Caravantes Bautista aseguró que el sacerdote decidió que su defensa estuviera a cargo del despacho Peñuñuri Abogados, y llamó a no prejuzgar: “no lo sabemos culpable, por ello rogamos a Dios le conceda que pueda recibir la justicia; sabemos que al declararse inocente será un pastor muy fortalecido por la gracia divina”.

Noticias relacionadas
Compartir