.


Más de 200 miembros de la familia salesiana de Cataluña defienden la libertad de los políticos presos y critican la desinformación

  • Los firmantes aseguran que es “imposible” separar a Don Bosco de sus posiciones políticas
  • Piden hablar más sobre el procés porque “los que sufrieron violencia policial también son personas”

niñas jóvenes en Cataluña con bandera estelada independentista colgando carteles de propaganda

“Mi política es la del Padrenuestro”. Don Bosco dixit. Así se lo dijo el fundador de los Salesianos en 1849 al papa Pío IX en una audiencia. Mucho ha llovido 170 años después. Hoy, 24 de abril, CatalunyaReligió ha hecho pública una carta de miembros de la familia salesiana en Cataluña –a quienes les resulta “imposible separar nuestra opción cristiana y salesiana de nuestros posicionamientos y compromisos como ciudadanos”–, en la que defienden la libertad de los políticos presos y critican la desinformación con la cuestión catalana.

Los hasta ahora 207 firmantes de la carta titulada ‘Unidos en Don Bosco’, entre los que se encuentran profesores, exalumnos e incluso exsalesianos, han querido compartir con la familia salesiana del resto de España algunas reflexiones sobre qué ocurre en Cataluña. “Simplificando mucho”, lo que pasa puede resumirse en dos temas: la independencia y la existencia de personas privadas de libertad.

En primer lugar, mantienen que ante “el objetivo político por el que tanta gente se está movilizando en Cataluña, podemos estar de acuerdo o no, discutir, matizar, verle pros y contras, etc. Cada uno puede tener su punto de vista”. Y en relación a los políticos presos remarcan que han sido encarcelados por “promover un referéndum de autodeterminación, derecho de los pueblos, que estaba en el programa electoral de los partidos que ganaron las elecciones”. Además, añaden que “no se puede aceptar que haya gente en la cárcel por esta razón. Es un derecho universal y lo hicieron por mandato popular”. 

Información “sesgada”

Por otro lado, han mostrado también su preocupación por “la información sesgada que llega al resto de España de lo que pasa aquí. Vemos la información que os llega por televisión o prensa escrita y no refleja en absoluto la realidad que vivimos”. Asimismo, “también nos preocupa que no se pueda hablar abiertamente, que se evite el tema en nuestros encuentros. Desde aquí hay una especie de autocensura para no ofender sensibilidades que no creemos sana. En cambio, nos llegan posicionamientos poco ponderados que nos ofenden”.

Quienes firman el texto dicen que con esta carta quieren hacer llegar al resto de la familia salesiana de España que “los de los lazos, los de las manifestaciones, los que fueron a votar el 1 de octubre (votaran sí o votaran no), los que sufrieron la violencia policial también somos nosotros, personas, como vosotros, tocadas por el espíritu de Don Bosco, que trabajamos cada día por el futuro de los jóvenes y que queremos un mundo más justo para todos, y eso incluye la participación democrática y pacífica”. Por ello, invitan a “ponednos nombre, conocednos. Hablemos. Opinemos. Escuchémonos”. 

Noticias relacionadas
Compartir