.


Las 4 prioridades de los obispos españoles ante las elecciones del 28-A: familia, vida, empleo juvenil y no discriminación

  • El cardenal Blázquez inaugura la Plenaria de la CEE hablando sobre abusos y los próximos comicios
  • “Apoyemos al Papa frente a las formas de disenso y las críticas irrespetuosas y despiadadas que padece”

El cardenal Ricardo Blázquez, presidiendo una Asamblea Plenaria arzobispo valladolidad presidente CEE

“La papeleta que depositamos en la urna contiene nuestras legítimas expectativas y expresa nuestra responsabilidad”. Con estas palabras ha concluido el cardenal arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Ricardo Blázquez, su discurso inaugural de la 113ª Asamblea Plenaria de la CEE, que ha comenzado hoy, 1 de abril, y concluirá el próximo día 5. El purpurado ha dividido su discurso en tres bloques: los abusos a menores en la Iglesia, la vocación presbiteral y las elecciones generales del próximo 28-A.

“En poco tiempo, varias veces, somos los ciudadanos convocados a las urnas; son acontecimientos relevantes de la sociedad democrática y un ejercicio que reclama la corresponsabilidad de los ciudadanos”, ha dicho. “Permítanme que exprese –ha continuado–, en esta oportunidad, algunos deseos que estoy convencido de que conectan con los de muchas personas. La dedicación a la política es un servicio necesario y digno al bien común. Esperamos que los que trabajan de esta forma por la sociedad respondan lealmente a la encomienda que los ciudadanos les confían. La honradez los acredita y ennoblece; la corrupción, en cambio, los degrada y envilece. Necesitamos la ejemplaridad de quienes presiden las instituciones para fortalecer la moralidad en la sociedad.

Asimismo, Blázquez ha querido recordar las 4 causas que “requieren por parte de votantes y elegidos una consideración particular”:

  1. “La defensa de la vida humana desde el amanecer hasta el ocaso, desde la concepción hasta el fin natural, ya que en todo su recorrido y en todas las circunstancias está en juego la dignidad de personas”.
  2. “El cuidado y promoción de la familia, que es auténtico pilar de la sociedad, decisiva para la educación de los hijos, apoyo en la enfermedad, ayuda en las crisis individuales y sociales, equilibrio de las personas y estabilidad de la sociedad”.
  3. “El trabajo, subrayo ahora especialmente el de los jóvenes, es necesario para realizarse personalmente, ganarse el pan de cada día, ser reconocido en su dignidad personal y para constituir una familia”.
  4. “Reclamemos respeto a los derechos humanos, y nos exijamos la correspondiente obligación, sin discriminación ‘alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social’ (Constitución española, art. 14). El camino es la justicia y la paz, la libertad y la concordia. Los derechos y los correspondientes deberes constituyen una unidad armoniosa dentro de la cual ninguno debe separarse de los demás”.

Del mismo modo, ha expresado su deseo de que “en estos acontecimientos, tan importantes y decisivos para la vida en sociedad, brillen tanto la claridad en las propuestas como el respeto en las formas de comunicación. Los insultos no son argumentos; más bien, la descalificación de las personas es indicio de razones débiles”. Además, ha añadido: “Los ciudadanos tienen derecho y obligación de conocer y sopesar los programas electorales. La manipulación de la verdad y la desinformación intencionada son particularmente dañinas en periodos electorales, ya que las consecuencias pueden ser graves y de largo alcance”.

Apoyo al Papa

Antes de comenzar con el tema político, el cardenal ha saludado a los nuevos prelados que se han incorporado a la Asamblea Plenaria y ha recordado a los obispos fallecidos este año. En sus agradecimientos, el papa Francisco ha sido protagonista al cumplir 6 años de pontificado. “Damos gracias al Señor por el ministerio de la unidad en la fe, la sinodalidad y la misión que ha instituido en su Iglesia. En esta oportunidad, manifestamos una vez más nuestra gratitud al papa Francisco por su entrega valiente y sin reservas a la misión que el Señor le ha confiado. Seamos dóciles a sus enseñanzas y orientaciones. Apoyémoslo frente a las formas de disenso y las críticas irrespetuosas y a veces despiadadas que padece. Pidamos a Dios que lo sostenga en las pruebas y que continúe confirmándonos en la fe, así como en el seguimiento a Jesucristo”.

Abusos sexuales en la Iglesia

La parte que más tiempo ha copado de su alocución ha sido la dedicada a los abusos sexuales, en la que Blázquez se ha limitado a parafrasear el discurso del Papa al término de la cumbre antiabusos celebrada el pasado mes de febrero en el Vaticano. Un discurso, en su opinión, “a la altura de la responsabilidad del ministerio papal, de la realidad tratada y de las expectativas suscitadas dentro y fuera del Encuentro”. Y ha recalcado: “Yo tengo la convicción de que en esa intervención podemos encontrar la orientación y las perspectivas fundamentales sobre esa cuestión tan grave, humillante y dolorosa”.

Vocaciones sacerdotales

Por otro lado, Blázquez se ha detenido en uno de los temas que ocupan esta Plenaria, como es el estudio del Plan de Formación para los Seminarios Mayores, con cuya aprobación los obispos buscan cumplir con la nueva ‘Ratio fundamentalis institutionis sacerdotalis’. “Es importante subrayar la pastoral vocacional al sacerdocio ministerial, indispensable para la vida de la Iglesia. No queremos conformarnos con administrar la escasez; deseamos ser cauce de nuevas llamadas que, sin duda, el Señor sigue realizando”, ha explicado. Por eso, “se debe cuidar particularmente el discernimiento y acompañamiento de la salud humana y espiritual de los seminaristas y los sacerdotes, en el momento eclesial y social tan exigente que vivimos”, ha recalcado.

Noticias relacionadas
Compartir