Los obispos mexicanos apoyarán a Venezuela en sus necesidades

  • “Queremos solidarizarnos en la caridad ofreciendo, oportunamente, de parte de nuestras comunidades católicas, el apoyo para sus necesidades”, aseguró la Conferencia del Episcopado Mexicano
  • Reconocieron la voz profética de sus similares venezolanos y “el esmerado servicio” por alcanzar la reconciliación de la sociedad

Ante la situación de inestabilidad social que vive Venezuela, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) se solidarizó con los obispos de ese país y dejó en claro que la Iglesia tiene un solo sentir ante la defensa de la dignidad del hombre, el respeto y la custodia de sus derechos universales, fundamentalmente la vida, la libertad y la justicia.

A través de un comunicado, los obispos de México calificaron de “dramática y de extrema gravedad” la situación que se vive en ese país, por lo que expresaron su cercanía en la oración y se comprometieron a ser solidarios en la caridad con el pueblo venezolano.

Encabezados por el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, los pastores nacionales se unieron en una sola voz al episcopado de Venezuela, que ha denunciado y lamentado el deterioro de la vida democrática en su país.

Los obispos de la nación sudamericana han publicado dos exhortaciones en las que denuncian que “su pueblo, por el deterioro del respeto a sus derechos y de su calidad de vida, está sumido en una creciente pobreza, sintiendo no tener a quien acudir”.

En busca de la reconciliación

Asimismo, la CEM consideró que mucha sangre se ha derramado por la defensa de las libertades en Venezuela, “por lo que alabamos el esmerado servicio a la reconciliación de su sociedad, y su voz profética clamando por el justo bienestar para su pueblo”.

Al igual que lo ha hecho el episcopado venezolano, los obispos mexicanos urgieron a “asumir el clamor popular de un cambio, de una concertación para una transición esperada y buscada por la inmensa mayoría”.

Finalmente, manifestaron que “como hermanos en Cristo y miembros de una sola familia, la Iglesia, en primer lugar, queremos manifestarles nuestra cercanía en la oración ya que ella nos sostiene en nuestras fatigas y dificultades; segundo, queremos solidarizarnos en la caridad ofreciendo, oportunamente, de parte de nuestras comunidades católicas, el apoyo para sus necesidades”.

“Rogamos al Señor sostenga, bendiga y acompañe a su amada patria, pedimos la intercesión de Santa María de Guadalupe, Emperatriz de América, para la pronta restauración de su clima social, y para que en Cristo nuestra Paz el pueblo venezolano tenga una vida digna”, concluye el texto.

Noticias relacionadas
Actualizado
31/01/2019
Compartir