.


Más de 500 imanes pakistaníes salen en defensa de Asia Bibi

  • La llamada ‘Declaración de Islamabad’ hace un llamamiento al cuidado de las minorías y a prevenir todo tipo de fundamentalismo
  • Los líderes religiosos del país han pedido que la situación de la cristiana absuelta tras ser condenada por blasfemia sea una “prioridad” para los gobernantes

“Nadie debe ser asesinado con el pretexto de la religión” dice claramente la “Declaración de Islamabad”, un texto firmado por más de 500 predicadores islámicos pakistaníes que han decidido plantarse ante el “uso indiscriminado de los textos –especial los llamados ‘fatwa’ o edictos– islámicos por parte de los ulemas radicales”. Además, dan la cara por Asia Bibi, exigiendo que “los fieles de todas las tienen el derecho constitucional de vivir en Pakistán”.

El acuerdo es fruto de la Conferencia “Seerat-e-Rehmat-ul-Alameen” que ha organizado el Consejo Pakistaní de Ulema en estos días. Un encuentro que ha concluido con esta histórica declaración en defensa de las minorías del país asiático. Por ello, reclaman que “es responsabilidad del gobierno proteger la vida y los bienes de los no musulmanes que viven en Pakistán” siendo efectivos en la lucha contra el fundamentalismo, según han recogido distintas agencias.

Escuchar a Asia Bibi, una “prioridad”

Aludiendo directamente al caso de Asia Bibi, la mujer cristiana que ha pasado 9 años en la cárcel tras la aplicación de la ley de la blasfemia, los clérigos han pedido que su situación sea una “prioridad” ante las amenazas de los más radicales de la sociedad. Y es que recuerdan que la cristiana ha sido absuelta de sus delitos.

Así mismo, piden que el 2019 sea un año dedicado a “erradicar el terrorismo, el extremismo y la violencia sectaria del país”. Además, apuntan que los imanes velarán para que estos principios estén presentes en las relaciones multilaterales del país, especialmente con Arabia Saudí.

Noticias relacionadas
Compartir