El director de Ayuda a la Iglesia Necesitada denuncia que “la libertad religiosa es un derecho cada vez menos respetado”

  • Javier Menéndez Ros habla con Vida Nueva ante la próxima presentación del Informe de Libertad Religiosa en el Mundo 2018
  • “Existe un laicismo que pretende apartar la religión de la vida pública, obviando que el hecho religioso forma parte del ser humano”, apunta

libertad religiosa

“La discriminación por motivos de credo es el sustento de otros muchos tipos de vulneraciones de derechos”, afirma a Vida Nueva Javier Menéndez Ros, director de la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN). Y es que la institución presentará el próximo jueves, 22 de noviembre, el nuevo Informe de Libertad Religiosa en el Mundo 2018 (ILR), un estudio bianual singular, ya que es el único elaborado por una institución católica en el que se analiza detalladamente la situación de la libertad religiosa en el mundo.

“Es un debate importantísimo en el mundo en el que vivimos”, señala Menéndez Ros, “y la prueba de que la gente está muy poco concienciada con ello está en que cada vez que editamos el informe las conclusiones es que este derecho cada vez es menos respetado”. Así, este proyecto está pensado para “concienciar, sensibilizar e informar”.

Una concienciación que se hace necesaria, sobre todo, ante los muchos casos que la vulneración de la libertad religiosa conlleva víctimas mortales y gente que se ve forzada a huir de sus hogares, como los rohingya en Myanmar. Pero también en el cristianismo se dan estas situaciones. Es el caso de los coptos en egipto, que “aunque bajo el régimen actual están un poco más protegidos, no cesan los ataques contra ellos”. Son “tristemente comunes” también los atentados contra cristianos en República Centroafricana, “pero parece que los fallecidos solo cuentan cuando son cercanos”.

Un derecho tan reconocido como vulnerado

El caso de Asia Bibi es, quizás, el que “mejor muestra cómo son estas situaciones de persecución”. “Lo más importante es que, al ser tan mediático, muestra la forma en la que muchísimos cristianos y musulmanes son condenados a muerte o a la cárcel por blasfemia en Pakistán, unos 70 u 80 cada año”. Es, además, “un ejemplo manifiesto de cómo determinadas leyes y la presión social puede llegar a los peores extremos si no existe un respeto por la libertad”. “Como cristianos debemos rezar e intentar ayudar a cualquier comunidad religiosa perseguida”, subraya, sin olvidar “la situación que viven la Iglesia de Nicaragua y la de Venezuela, que por haber tomado un papel muy a favor de los oprimidos están siendo atacadas de forma directa”.

El papa Francisco, por su parte, se ha reunido en diversas ocasiones con distintos líderes religiosos, así como con dirigentes de Estado, para concienciar acerca de la necesidad del trabajo conjunto por la libertad y el diálogo interreligioso. “Es importantísimo que las constituciones de los estados reconozcan todo lo que abarca el derecho a la libertad religiosa y esto se pueda exigir ante los tribunales de justicia”, dice Menéndez Ros. En definitiva, “que sea un derecho que se lleve a la práctica, ya que hay estados en los que se reconoce la libertad religiosa pero luego se vulnera”.

En España, por ejemplo,Menéndez Ros señala que si bien es un derecho que se respeta, “existe un laicismo que pretende apartar la religión de la vida pública”, lo cual obvia que el hecho religioso “forma parte del ser humano”. Y es que “incluso ser agnóstico o ateo forma parte de esa elección”.

Noticias relacionadas
Actualizado
19/11/2018
Compartir