Arzobispo de México: “Los migrantes no vienen por gusto, sino por necesidad”

Ante el arribo de miles de centroamericanos a la Ciudad de México, el cardenal Carlos Aguiar llamó a los fieles a hacer lo que pide el Papa: acoger, proteger, promover e integrar

La Caravana Migrante ya está en la Ciudad de México. Desde el pasado fin de semana el éxodo centroamericano comenzó a llegar a cuentagotas a la capital del país, y se espera que para este miércoles unos cinco mil migrantes ya estén instalados en el deportivo de la Magdalena Mixhuca, donde el gobierno capitalino les ha habilitado un albergue.

Ante el arribo de los migrantes a la Ciudad de México, el cardenal Carlos Aguiar Retes, arzobispo Primado, hizo un llamado a acogerlos, protegerlos, promoverlos e integrarlos, toda vez que “estos hermanos han dejado su casa por necesidades urgentes”.
En un video publicado a través de las redes sociales de la Arquidiócesis de México, el Arzobispo explicó que estas cuatro acciones son las que el papa Francisco ha pedido a los obispos de todo el mundo “porque la cuestión migrante es un problema mundial, que los sintamos nuestros hermanos”.

“Son gente que ha dejado su casa, su tierra, su país, su cultura, su familia, por necesidades urgentes. No lo hacen de buena gana, de voluntad, que sea simplemente como hacemos cuando viajamos de turismo o cuando por cuestiones de trabajo por el mundo”, señaló.

Caravana dispersa

Personal de la Casa del Peregrino, ubicada cerca de la Basílica de Guadalupe en la Ciudad de México, informó que entre el 4 y 5 de noviembre llegaron más de 2 mil centroamericanos procedentes de Puebla, a quienes se les proporcionó alimento y un lugar para descansar y bañarse, además de ropa donada por voluntarios. Después, estos migrantes fueron trasladados al Estadio Jesús Martínez “Palillo”, en Ciudad Deportiva de la Magdalena Mixhuca.

En el lugar, fueron recibidos por el sacerdote Alejandro Solalinde, quien, ante los medios de comunicación, detalló que en la capital del país hay 300 parroquias católicas dispuestas a recibir migrantes, y que la mayoría de los mexicanos están dispuestos a tenderles la mano.
El sacerdote consideró que México tiene capacidad de ofrecer trabajo, no sólo a los mexicanos, sino también a los migrantes centroamericanos, tanto en el campo como en obras de infraestructura.

Fluye la ayuda humanitaria

Por su parte, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal informó que, en coordinación con el Gobierno de la Ciudad de México, proporcionaron ayuda humanitaria a unos 470 migrantes centroamericanos que llegaron desde el 4 de noviembre directamente al Estadio Jesús Martínez “Palillo”, y el 5 de noviembre arribó otro contingente de alrededor de mil personas migrantes.
Diversas dependencias del gobierno y organizaciones civiles nacionales e internacionales ya proveen a los migrantes de aspectos básicos como atención a la salud, alimentación, cobijo y seguridad, además de proporcionar información jurídica.

Las autoridades esperan en la Ciudad de México unos cinco mil migrantes, quienes podrán permanecer en la ciudad “el tiempo que sea necesario”, dijeron.

Noticias relacionadas
Actualizado
06/11/2018
Compartir