.


Cristianos Socialistas ante el nuevo Gobierno: “No es tiempo de líneas rojas”

  • El grupo federal del PSOE celebró el 2 de junio su 4ª Asamblea felicitando a Pedro Sánchez
  • “Tender puentes debe ser la principal vocación en la que nos debemos inspirar los ciudadanos”, recalcan

4ª Asamblea Federal de Cristianos Socialistas

Mientras Pedro Sánchez prometía su cargo, Cristianos Socialistas celebraba su 4ª Asamblea Federal. El pasado 2 de junio, en Ferraz, el grupo daba el pistoletazo de salida a la misma bajo el lema ‘Juntos por el bien común’. José Manuel Rodríguez Uribes, secretario de Laicidad del PSOE, fue el encargado de abrir la Asamblea. Durante su intervención, mantuvo que, tras el cambio de Gobierno, “tenemos una oportunidad para hacer una España mejor, más abierta, donde se establezca el respeto”.

Al tiempo, Uribes celebró en Twitter la toma de posesión de Pedro Sánchez “sometido a las leyes y solo a las leyes. Por una España civil, abierta, respetuosa con todos, creyentes y no creyentes”. Por su parte, el grupo, “en nuestra condición de socialistas y creyentes, manifestamos nuestra alegría y felicitación al compañero, secretario general del PSOE y presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez”, afirmaron a través de un comunicado.

“En este tiempo nuevo que se abre, y en el que nos sumamos al esfuerzo que lidera nuestro secretario general, nuestro presidente y nuestro partido, reafirmamos nuestro compromiso de seguir trabajando por el bien común como socialistas en la Iglesia y como cristianos en el mundo”, continuaron. ‘La casa común de los creyentes socialistas’, como se denomina el grupo, también recogía en el citado texto que “viven la nueva política aquellos que se atreven a tender puentes y derribar barreras. Son estos los que encuentran el apoyo de la ciudadanía. No es tiempo de líneas rojas o de confrontación”.

Juan Carlos González, reelegido coordinador federal

En la Asamblea, en la que se reeligió por otro trienio a Juan Carlos González como coordinador federal, los socialistas apostaron por “tender puentes entre las diferentes orillas”, pues “debe ser la principal vocación en la que nos debemos inspirar los ciudadanos del siglo XXI”, y es “nuestra vocación fundacional”. Asimismo, añadieron que “el punto de encuentro de esas dos orillas es siempre atender a un objetivo compartido: el bien común”.

Con cuatro comisiones de trabajo por delante: muerte digna; jóvenes, religión y política; hecho religioso y escuela; y nuevos tiempos, nuevas formas, los delegados socialistas invitaron a “la ciudadanía, en general, y a la política, en concreto, a construir una sociedad donde sepamos superar las diferencias para sumar esfuerzos en la lucha contra la desigualdad y la injusticia”.

El grupo federal también expresó su parecer sobre la toma de posesión de Sánchez, convirtiéndose en el primer presidente del Gobierno que prescinde de la Biblia y el crucifijo en la ceremonia. En su opinión, “para un cristiano lo importante no es si un político jura sobre la Biblia o ante un crucifijo, sino si impulsa políticas que mejoran la vida de los más desfavorecidos. Y si contribuye a mejorar la convivencia y el bien común”.

Noticias relacionadas
Compartir