.


“70 veces 7”, la obra maestra de Alfareros

La famosa agrupación dominicana lanzó su séptimo álbum; 14 melodías en las que fusionan diferentes ritmos, y que, en opinión de sus propios integrantes, es lo mejor que han hecho hasta el momento

El éxito de Alfareros sigue dando frutos: “70 veces 7” es su último álbum, una obra que muestra la madurez musical de una de las más famosas agrupaciones católicas.

Con una trayectoria de más de dos décadas, Alfareros sigue manteniendo su principal objetivo: llevar al pueblo a los pies de Jesús a través de la música, con ritmos tropicales y letras atractivas, lo que le ha ganado a la agrupación su participación en dos Jornadas Mundiales de la Juventud.

Conformada por cuatro voces, cinco músicos y todo un equipo de apoyo, “Alfareros” lanza ahora su séptimo álbum, que incluye 14 melodías en las que se fusionan diferentes ritmos, y éste es considerado por sus propios integrantes como lo mejor que han hecho a lo largo de su trayectoria de 23 años en la música católica.

En entrevista para Vida Nueva Digital, Edgar Díaz, representante de “Alfareros” ante los medios de comunicación, explicó que de alguna manera el nombre del álbum “70 veces 7” fue inspirado en un retiro que tuvieron en México en el año 2014.

“En aquella ocasión –narra– oramos, ayunamos y escribimos algunas de las canciones que aparecen en este disco, incluyendo una meditación que hicimos del Evangelio de Mateo, en el cual encontramos mucha riqueza, pues Jesús nos enseña no sólo a perdonar las veces que sean necesario, sino a ser más amorosos, solidarios y mejores seres humanos hasta setenta veces siete”.

Desde el punto de vista de los integrantes, este álbum “es sin duda lo mejor que hemos hecho, pues todas las melodías tocaron nuestros corazones, desde que las escribimos hasta que las grabamos. Este álbum nos ha hecho bailar, reír y llorar”.

La grabación se realizó en más de diez estudios, la mayoría pertenecientes a los músicos invitados que participaron, entre ellos Dan Warner, Lee Levin y Bruno Zuccheti, quienes trabajan para artistas como Ricardo Arjona, Alejandro Sanz, Luis Fonsi, Eros Ramazzotti y Laura Pausini, así como de Richard Bravo, el percusionista de Juanes. “También colaboró con nosotros el percusionista Marvin B. Gordy, quien ha trabajado para películas como Transformers: Age of Extinction, X-Men United y Despicable Me 2”, añadió.

En relación con los ritmos musicales utilizados en el álbum, recordó que “Alfareros” siempre se ha caracterizado por implementar fusiones de varios ritmos: “en esta oportunidad la fusión no es la excepción; empleamos incluso el taiko japonés y la tabla de la India, y por supuesto guitarras, bajos, baterías, etcétera”. Aseguró que no hay cambios de estilo puesto que el ministerio no tiene un estilo musical exclusivo.

Si bien la planeación del disco contempló los estilos musicales adecuados para cada canción, para Edgar Díaz, cuando se trabaja en un disco de esta naturaleza, lo principal no son los ritmos y estilos, sino las canciones en general (letra y melodía) que Dios inspira, pues eso es lo que toca los corazones”.

Para Alfareros todas las canciones del disco son “favoritas”, pero “si tuviéramos que escoger sólo una, sería la #7 del álbum: ‘La Batalla, es muy especial para nosotros’”, señaló.

Al referirse a las problemáticas que enfrentaron para ver concretada la nueva producción, reconoció que “el mayor desafío fue esperar los tiempos de Dios, pero definitivamente, cuando ese tiempo llega, todo se transforma para bien”.

Afirma la agrupación que ha sido Dios quien hizo posible el álbum, “así como cada uno de los músicos, técnicos, las personas que nos acompañaron con su oración y apoyo, y todo el ministerio que participó desde el primer día. Sería una bendición para nosotros cada persona que lea esta entrevista pueda hacer una oración por nosotros”, concluyó.

La música de “Alfareros” está disponible para su descarga gratuita en su página www.alfareros.do, así como para escucharla en las plataformas digitales Deezer, Spotify, iTunes, entre otras.

Noticias relacionadas
Compartir