.


El cardenal Porras afirma que “el gobierno minimiza los problemas de los venezolanos”

El cardenal Baltazar Porras, en una rueda de prensa en la Conferencia Episcopal de Venezuela

“Hace falta una estrategia para que la gente se sienta segura de que si va a votar no le van a robar el voto, en una realidad del país en momentos electorales donde el gobierno minimiza los problemas reales de la gente”, afirmó ayer lunes 23 de abril el cardenal venezolano en una entrevista concedida a Unión Radio. Por tanto, defiende que lo importante no es el simple hecho de que se convoquen o no elecciones, sino si se respetará su resultado, además de que la preocupación de los venezolanos no son tanto los comicios como sus necesidades básicas, cuya falta “está haciendo que la gente se quiera ir al exterior para conseguir el sustento que aquí en el país no logra alcanzar”.

Por otro lado, también ayer, la Conferencia Episcopal de Venezuela emitió un comunicado en el que considera que las presidenciales del 20 de mayo están deslegitimadas por la grave crisis humanitaria que vive el país, ya que “lejos de aportar una solución a la crisis que vive el país, pueden agravarla y conducirlo a una catástrofe humanitaria sin precedentes”. Además, el comunicado apoya la opinión del cardenal Porras de que no existe ninguna garantía de la libertad de voto y respeto al resultado. De hecho, la Mesa de Unidad Democrática, que aglutina los principales partidos opositores a Maduro, no presentará candidatos por considerar igualmente que no son elecciones libres.

Asia Bibi, más cerca de la libertad

El Tribunal Supremo de Pakistán retomará el juicio que decidirá la puesta en libertad de Asia Bibi, la mujer católica condenada a la horca por blasfemia en 2010. Según informa ACI, así lo ha anunciado Mian Saqib Nisar, presidente del órgano, el pasado sábado 21 de abril. Nisar se habría reunido con el abogado de Bibi, Saiful Malook, para conversar acerca del restablecimiento de  las medidas de seguridad que le había retirado el día antes. Malook aprovechó para recordarle la situación de su cliente, quien lleva alrededor de 8 años encarcelada a la espera de una resolución definitiva por parte del Tribunal, a lo que Nisar respondió “prepárese, voy a arreglar su caso y yo mismo presidiré la corte”.

El caso de Bibi fue aplazado indefinidamente en el año 2016 después de que el juez que lo instruía se retirase del mismo. Los asesinatos de dos de sus defensores en el gobierno en 2011 han llevado a muchas personas a anunciar que la seguridad de esta mujer podría verse comprometida en caso de que fuera liberada, e incluso se han llegado a ofrecer recompensas por su asesinato por parte de imanes extremistas.

Sin embargo ni ella ni su familia pierden la esperanza, y su caso ha llegado incluso a oídos de Francisco, quien recibió a su marido y su hija, a los que transmitió su profundo interés por el caso y con los que rezó por todos los cristianos perseguidos. El Papa les regaló además un rosario que ha podido llegar a las manos de Asia, el primer objeto religioso que le dejan tener en su celda desde hace mucho tiempo.

La Santa Sede pide de nuevo el fin de las armas nucleares

El observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, Ivan Jurkovič, participó ayer 23 de abril en Ginebra un congreso preparatorio a la revisión del Tratado de No Proliferación Nuclear que se efectuará en 2020. En dicho evento, afirmó que el desarrollo de este tipo de armamento fomenta una mentalidad de “miedo, violencia y dominación” y “siembra la discordia” en la humanidad, algo que en sí mismo resulta dañino aunque las armas no se lleguen a utilizar.

Según recoge Vatican News, el prelado añadió un llamamiento de la Santa Sede a todos los países, en el que aseguró que “para alcanzar un mundo libre de armas nucleares a través de un desarme nuclear irreversible, verificable y universal, debemos liberar al corazón humano de miedo y animosidades bullentes. Las armas nucleares no deberían tener cabida en los arsenales militares, pero por encima de todo, no deberían tener sitio en nuestras mentes y corazones”.

Jurkovič también calificó de “desafortunada ironía” el hecho de que “exista una adherencia completa en la acertada condena de otro tipo de armas de destrucción masiva mientras, por otra parte, nos complace la continua posesión y la modernización masiva de armas nucleares“, en probable referencia a la inmediata condena que ha seguido al uso de armas químicas recientemente en Siria.

Noticias relacionadas
Compartir