.


Un Sínodo “de” los jóvenes, no solo “sobre” los jóvenes

  • El cardenal Baldisseri anuncia que la reunión presinodal de marzo busca escuchar a los millennials “en vivo”, tanto de forma presencial como a través de las redes sociales
  • La Santa Sede ha recibido más de 220.000 encuestas a través de los cuestionarios que lanzó en internet

Un grupo de jóvenes y religiosos participa en la Vigilia Juvenil y acto de recibimiento de la Cruz Peregrina y el icono de la Virgen María, recibidos en Roma y trasladados a Panamá, como parte de los eventos preparativos para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) 2019 hoy, sábado 13 de mayo de 2017, en Ciudad de Panamá (Panamá). EFE/Alejandro Bolívar

Cuenta atrás para el Sínodo de los jóvenes de octubre. La Santa Sede prepara ya el llamado pre-sínodo, una fórmula preparatoria de la que no se echaba mano desde hace cinco lustros, en la que participarán 300 millennials de los cinco continentes y que se celebrará en Roma del 19 al 24 de agosto.

“El próximo Sínodo de Obispos quiere ser, de hecho, no solo un Sínodo “sobre” los jóvenes y “para” los jóvenes, sino también un Sínodo “de” jóvenes “y” jóvenes”, sentenció esta mañana en rueda de prensa el cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del Secretariado del Sínodo de los Obispos. En sus manos están las opiniones vertidas por los 221.000 participantes en el cuestionario online que el Vaticano puso en  marcha para que los jóvenes expresaran sus inquietudes sobre cómo se ven a sí mismos, cómo ven al mundo y a la Iglesia. A estos formularios se unen las conclusiones de los informes elaborados por los Episcopados de todo el planeta.

En un primer avance del perfil de quienes han colaborado en esta macroencuesta, la mayoría son jóvenes entre 16 y 19 años. Por continentes, el más representado es Europa, con el 56,4%, seguido de América Central y del Sur con el 19,8% y África con el 18,1%.

Entender su situación

Sin embargo, Baldisseri no se conforma solo con estos cuestionarios sino que busca que los jóvenes sean protagonistas a través de la reunión presinodal. “Escucharemos a los jóvenes ‘en vivo’, para tratar de entender mejor su situación”, explicó el cardenal que anunció que se dará voz a quienes viven en todo tipo de periferias, esto es, a los más alejados también de la Iglesia para poder elaborar una radiografía de la juventud “a 360 grados”.

Como ya adelantó Vida Nueva, la Santa Sede buscará que este presínodo no solo se celebre entre los muros vaticanos, sino que de forma simultánea se pueda participar a través de las redes sociales.  “Los jóvenes de hoy usan la red y, en particular, las redes sociales como un ‘areópago’ natural para reunirse, comunicarse y expresar sus opiniones”, expresó el purpurado.  Así, todo lo que se ponga sobre la mesa en este encuentro de marzo, en el que tomarán parte dos jóvenes españoles, se le entregará en forma de documento al Papa que formará parte del ‘Instrumentum laboris’ sobre el que debatirán los obispos convocados en octubre.

Ser felices hoy

“Del Sínodo espero valiosas palabras de aliento que nos propongan cómo podemos ser felices hoy en medio de un mundo exigente y competitivo que parece no dejar espacio para las dimensiones humanas y las relaciones auténticas”, comentó Filippo Passantino, joven italiano que ha participado a lo largo de estos meses en diferentes iniciativas para involucrar en el Sínodo a través de Facebook, Twitter o Whatsapp, generando foros de debate virtuales.

“Para poderse acercar a los jóvenes, la Iglesia ya está utilizando las herramientas que más usamos: las redes sociales”, añadió Stella Marilene Nishimwe, una joven de Burundi, que mostró su alegría por el paso adelante dado por la Santa Sede: “La pelota está en nuestro tejado. En este Sínodo hablaremos de nosotros, seremos los protagonistas”.

Noticias relacionadas
Compartir