Parolin, tras su viaje a Moscú: “Hemos tocado temas espinosos”

  • El secretario de Estado afirma que Rusia ha de esforzarse por situar la paz por encima de otros intereses
  • “El balance del viaje es sustancialmente positivo”, afirma el cardenal en una entrevista con el Centro Televisivo Vaticano

El “balance de este viaje es sustancialmente positivo“, ha declarado el cardenal Pietro Parolin en una entrevista organizada por la Secretaría para la Comunicación al finalizar su visita oficial a Rusia. El secretario de Estado ha confesado que tiene “sentimientos de gratitud al Señor” al haber completado todo el programa fijado.
Particularmente, ha destacado la importancia de los encuentros, tanto con las autoridades civiles, el presidente Putin y el ministro de Exteriores, Levrov, como con la cúpula de la jerarquía de la Iglesia ortododoxa rusa, el patriarca Kirill y el metropolita Hilarión.
En las entrevistas ha habido un “clima de cordialidad, de escucha y de respeto” y han sido “encuentros significativos y constructivos”, ha valorado en la entrevista concedida al Centro Televisivo Vaticano (CTV).

Francisco, informado en todo momento

También en el “encuentro con la comunidad católica” ha destacado que, “gracias al diálogo con los obispos en la Nunciatura”, ha podido acercarse a la realidad de la comunidad católica en Rusia, “sus desafíos y dificultades”, que siguen presentes tras la transición actual del país tras la caída del comunismo y los lugares de culto católico destruidos, algo que el secretario de Estado ha presentado a las autoridades civiles. “En resumen, un viaje útil, interesante, y constructivo”, sentencia Parolin.
El jefe de la diplomacia vaticana también ha confirmado que ha mantenido al papa Francisco informado en todo momento, y que le “ha transmitido los saludos que le han enviado”. “El Papa está está muy atento a todas las oportunidades de diálogo que puede haber allí, tiene mucho cuidado de valorar todas las oportunidades de diálogo que hay y está muy contento cuando se llevan adelante y se dan pasos en esta dirección”, ha apuntado el purpurado.

Nueva etapa de colaboración

En cuanto el encuentro con el patriarca Kirill, en el diálogo se ha percibido “el nuevo clima, la nueva atmósfera” que entre ambas Iglesias que “se ha instaurado en los últimos años”, especialmente “con el momento significativo del encuentro de La Habana” entre el Papa y el patriarca.
Parolin ha destacado que “los interlocutores de la Iglesia ortodoxa se han mostrado especialmente conmovidos por la visita de la reliquia de san Nicolás de Bari“. Para los creyentes rusos, este gesto del Papa ha dejado “un fuerte impacto de fe y de espiritualidad en muchísimos fieles”.
Con la cabeza de la Iglesia rusa “se han repasado los pasos realizados y los pendientes” entre ambas Iglesias, “No se puede olvidar la potencialidad que esta nueva fase ha abierto” y que permite que puedan “darse pasos a varios niveles: colaboración cultural, académica o humanitaria frente a las situaciones de conflicto con una obra humanitaria conjunta”, ha destacado.
En el diálogo con las autoridades ortodoxas, apuntó Parolin, también “se han tocado, con respeto, temas espinosos” y “se ha buscado ofrecer un acercamiento positivo, explorar caminos compartidos para afrontar problemas y buscar soluciones“.
Sobre la cuestión ucraniana, el cardenal ha confirmado que no se ha tratado directamente y que es una de las preocupaciones de la Santa Sede, sobre todo por los problemas humanitarias. En este sentido, Parolin ha pedido a todos “un esfuerzo extra para ir en la dirección correcta”.

Rusia tiene que desempeñar un gran papel

Sobre el encuentro con el presidente Vladimir Putin, el purpurado lo ha definido como “cordial” y ha destacado que “Rusia, por su posición geográfica, por su historia, cultura, pasado, por su presente, tiene un gran papel que desempeñar en la comunidad internacional en el mundo”.
Esto se traduce, según el número dos del Vaticano, en “una gran responsabilidad para construir la paz” y hacer el esfuerzo “por situar los intereses superiores de la paz por encima de todos los demás intereses“, ha recalcado.
También han hablado sobre la situación de la persecución de los cristianos y las demás minorías en Oriente Medio, especialmente en Siria, para “tratar de involucrar a los musulmanes”.
Igualmente ha revelado que en su encuentro de poco más de una hora, y después del cual no hubo comparecencia conjunta, han dialogado sobre Venezuela o Ucrania. Parolin concluyó afirmando que el encuentro fue “amistoso, fue una reunión respetuosa donde se pudieron abordar todas las cuestiones que nosotros estábamos convencidos que debían afrontarse”.

Noticias relacionadas
Compartir