.


Se aclara la muerte del ex presidente Frei Montalva

35 años después, la justicia chilena acusa a los responsables de su muerte ocurrida cuando crecía su liderazgo opositor a la dictadura.

La presidenta del Partido Demócrata Cristiano y candidata presidencial, Carolina Goic, anunció haber recibido información procedente del juez Alejandro Madrid “de la decisión de dictar la acusación contra las seis personas que están procesadas por el homicidio del ex mandatario Eduardo Frei Montalva” y calificó esta noticia como “un paso muy significativo que hemos conocido en el día de hoy en la línea de hacer justicia y de conocer la verdad, de mirar los horrores que se vivieron en este país como es el asesinato de un ex Presidente”, sostuvo Goic.

Frei Montalva fue presidente de Chile entre 1964 y 1970. Opositor a su sucesor Salvador Allende apoyó el golpe militar, pero muy pronto denunció la dura represión y los estragos del gobierno de Augusto Pinochet que, incluso, provocaron víctimas de su propio partido. En 1980, a la creciente oposición se sumó la fuerte crisis económica fortaleciendo el liderazgo de Frei Montalva quien, con apoyo de su partido, se levantaba como alternativa desestabilizadora para la dictadura. Cuando el Gobierno llamó a un plebiscito, la oposición convocó un acto multitudinario con Frei como único orador. “Representamos hoy –dijo Frei en ese acto–, la comunidad histórica de Chile y la voluntad de una inmensa mayoría de chilenos y chilenas… El plebiscito no es ni siquiera un intento de transición, sino una prolongación y consolidación del actual poder personal”. Y propuso que se organice de inmediato un gobierno de transición cívico-militar que establezca en dos o tres años recuperar el pleno ejercicio del régimen democrático. Terminó emplazando a Pinochet a un debate directo y dejó clara su decisión de liderar el proceso opositor: “Estoy dispuesto a apoyar, sin condiciones y sin ninguna pretensión personal, la forma detransición que he señalado o cualquier otra que reúna los requisitos indispensables para la causade la democracia, que es la causa de Chile”.

La oposición se fortalece

Eduardo Frei Montalva

Esto ocurría el 27 de agosto de 1980. En los meses siguientes el fervor exaltado con ese discurso se expandió incrementando en muchas ciudades del país manifestaciones callejeras que fueron fuertemente reprimidas, represión que los obispos chilenos denunciaron con frecuencia.

En diciembre de 1982 la asamblea plenaria de obispos dio a conocer la carta a los católicos titulada El renacer de Chile, con la cual se inician afirmando que “agotadas las gestiones privadas y temiendo que los acontecimientos se precipiten por caminos de violencia, nos urge decir una palabra de alerta y de esperanza. Desde nuestra perspectiva de cristianos y de pastores, queremos ayudar a Chile a encontrar una salida constructiva a la gravísima situación actual” y proponen tres condiciones: respeto por la dignidad humana, reconocimiento del valor del trabajo y regreso a una plena democracia”. Para la dictadura fue una fuerte amenaza, claramente ligada al liderazgo de Frei. Una leve molestia provocada por una hernia hiatal simple, llevó a la hospitalización del ex mandatario. Después de la operación se produjo un cuadro infeccioso extraño que le ocasionó la muerte el 22 de enero de 1982 en la misma Clínica Santa María donde había sido operado.

“Lo asesinaron”

En los 35 años transcurridos, el proceso judicial ha tenido muchas variaciones. En 2006, el médico encargado de la primera intervención quirúrgica de Frei, Augusto Larraín, testificó en el proceso diciendo que la muerte del exmandatario se debía a la inoculación de un agente químico mortífero, acción perpetrada por agentes de inteligencia del gobierno militar.

El ex presidente Frei Montalva, durante un acto en la década del 80 con sus partidarios | AP Photo/La Tercera

Ahora hay una decisión del ministro en visita, el juez Madrid: acusar a las seis personas procesadas, una de las cuales es el antiguo chofer de Frei Montalva, hombre de su plena confianza, que fue reclutado por los servicios de inteligencia (CNI) y ahora enfrenta la acusación de ser uno de los tres autores del magnicidio, junto a un médico y un agente de la CNI; los otros tres médicos, serán acusados como encubridores.

“Después de 15 años, el ministro Madrid ha dicho ‘asesinato’. A Frei lo asesinaron”, expresó el ex Presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle al referirse a la decisión del juez Alejandro Madrid de dictar acusación contra los seis procesados por el crimen de su padre, Eduardo Frei Montalva. “Este es un paso importante, es un paso trascendental para construir la verdad y la justicia en nuestro país”, añadió. Y agregó: “son casi 35 años buscando la verdad, y está llegando”.

Por su parte, la ex senadora Carmen Frei, también hija de Frei Montalva, expresó un desafío: “reitero el llamado al Ejército de Chile que no ha colaborado en nada y ocultado mucha información: que diga la verdad” debido a que algunos de los inculpados integraron la Dirección de Inteligencia del Ejército.

Compartir