Monseñor Carlos Garfias, por una causa común: la paz

  • El Nuncio Apostólico en México impuso el palio arzobispal al Arzobispo de Morelia, quien se comprometió a construir una comunidad de paz

Se llevó a cabo este lunes la ceremonia de imposición del palio arzobispal al titular de la Arquidiócesis de Morelia, monseñor Carlos Garfias Merlos, la cual fue presidida por el Nuncio Apostólico en México, Franco Coppola, en la Catedral de esa ciudad en el estado de Michoacán.

En su mensaje, el Arzobispo de Morelia agradeció la presencia de los asistentes a dicha celebración y pidió sus oraciones para que el Señor lo siga fortaleciendo en su misión al frente de la Arquidiócesis michoacana, y para que juntos, pastor y grey, “emprendamos nuestro proceso diocesano de renovación y revitalización pastoral, respondiendo a los desafíos para acompañar a los sacerdotes y para implementar una pastoral de cercanía, de amabilidad, de buen trato, de escucha, de paciencia, de comprensión, de perdón, de reconciliación y de construcción de paz”.

Como sucesor de don Vasco de Quiroga –dijo– ofrezco a todos los católicos y hombres y mujeres de buena voluntad mi compromiso decidido para construir una comunidad donde tengamos una causa común: la paz en nuestros hogares, la paz en nuestras comunidades, y sobre todo la paz en Michoacán, en Guanajuato y en nuestro dolido México”.

Dijo que anhela profundamente que su ministerio pastoral sea para el bien y la unidad de la Iglesia, y pidió a la Virgen de la Salud cuidar de él y del pueblo de Dios con su maternal amor; “le ruego que nos sostenga a todos con alegría y entusiasmo en el servicio pastoral con la mística de Vasco de Quiroga”.

Monseñor Garfias concluyó pidiendo la gracia del Espíritu para que “todos los que pertenecemos a esta provincia eclesiástica, obispos, sacerdotes, consagrados, laicos, seamos renovados en el Señor… para continuar viviendo con valentía y fidelidad la vocación de discípulos misioneros, apóstoles en camino al reino de Dios nuestro compromiso con la justicia, la paz y la unidad”.

En el marco de la imposición del palio arzobispal, monseñor Garfias declaró el inicio oficial de la implementación del Proceso Diocesano de Renovación y Revitalización Pastoral (2017-2026), en su primer etapa (2017-2018).

En el evento estuvieron presentes Silvano Aureoles, gobernador del estado de Michoacán, y Alfonso Martínez, presidente municipal de Morelia.

Noticias relacionadas
Actualizado
25/07/2017
Compartir