Un convenio para forestar rutas y autopistas

En el marco de su programa de Responsabilidad Social Empresaria, AUBASA firmó un convenio con Cuidadores de la Casa Común para que jóvenes en situación vulnerable hagan el parquizado de la Ruta Nacional 1.

En el marco de su programa de Responsabilidad Social Empresaria, el presidente de Autopistas de Buenos Aires S. A. (AUBASA), Víctor El Kassir, firmó con el coordinador de Cuidadores de la Casa Común (CuCC), el obispo de Lomas de Zamora, Jorge Lugones, un convenio mediante el cual jóvenes en situación vulnerable integrantes del Proyecto CuCC realizarán la forestación y parquización en la Ruta Nacional 1. Esta autovía es oficialmente denominada como Autopista Doctor Ricardo Balbín y su traza enlaza la Autopista 25 de Mayo en la ciudad de Buenos Aires con la Ruta Provincial 11, en las cercanías de la ciudad de La Plata, capital de la provincia de provincia de Buenos Aires.

En dicho contexto AUBASA, junto con CuCC, llevará adelante la organización y el desarrollo de un programa de forestación en las rutas, y brindará desarrollo educacional, social y laboral a los jóvenes que participen de esta iniciativa.

La firma del acuerdo se efectuó en la sede de la empresa y contó con la participación además de la Directora Ejecutiva de CuCC, Martha Arriola y la Presidenta de la Fundación de Estudios Regionales, Sonia Herrera.

Según dio a conocer un comunicado de prensa de CuCC, en una de las cláusulas del convenio se determina que AUBASA desarrollará y coordinará programas de ordenamiento y manejo de forestación y parquizado de las rutas y autopistas que opera, incluyendo la selección de las especies a implantar en cada zona, de acuerdo a los criterios ecológicos y económicos que considere convenientes y los recursos necesarios para su cumplimiento.

CuCC se inspira en la encíclica Laudato Sí’ del papa Francisco, a quien monseñor Lugones le presentó el proyecto en 2016. La motivación principal la apuesta por superar la cultura del descarte desde los propios “descartados y descartadas”, al reconocer –como afirma el Pontífice– la relación íntima entre los pobres y la fragilidad del planeta y la convicción de que en el mundo todo está conectado.

Este proyecto se conforma por un colectivo de organizaciones y referentes de distintos lugares del país, con el objetivo de generar oportunidades de trabajo digno a jóvenes en situación de vulnerabilidad, es decir realizar tareas de concientización, cuidado y defensa de la Casa Común.

Noticias relacionadas
Actualizado
21/07/2017
Compartir