Jesús Miguel Zamora y Julia García Monge: “La Iglesia necesita una voz coral”

Julia García Monge secretaria saliente y Jesús Miguel Zamora, secretario general CONFER junio 2017

Jesús Miguel Zamora (63 años) sustituye a Julia García Monge (73) al frente de la secretaría general de la Conferencia Española de Religiosos (CONFER). El hermano de La Salle coge a partir de septiembre el testigo de la calasancia, que lleva ocho años al servicio de la entidad que aglutina a 42.000 religiosos en nuestro país. Un cambio necesario –el cargo no puede desempeñarse por más de dos cuatrienios– que implica un relevo generacional. “Esto ya es savia nueva”, bromea la religiosa. Mientras, el lasaliano, en un acto de humildad, advierte a los religiosos: “No tengo respuestas para todos, pero cuento con un gran equipo”.

PREGUNTA.- ¿Cuáles son los principales desafíos a los que se enfrenta CONFER hoy?

RESPUESTA (JESÚS).- Hay cuatro aspectos importantes. Lo primero es la credibilidad de la Vida Religiosa, su papel en un mundo que cada vez va perdiendo más el sentido trascendente de la vida y cómo hacernos creíbles a través de nuestros campos de presencia, que tienen que ver sobre todo con marginados, desplazados y sufrientes. En segundo lugar, cómo seguir trabajando de forma conjunta con obispos o instituciones, porque hay que seguir apostando por este trabajo en red. Lo tercero es potenciar cada vez más el trabajo conjunto con las CONFER regionales y diocesanas, y fomentar el trabajo intercongregacional. Por último, no debemos olvidar que somos Iglesia en salida y no podemos dejarnos dominar por nuestra zona de confort.

RESPUESTA (JULIA).- : Un desafío que engloba todos es la comunión, tanto a nivel de las relaciones con las propias instituciones que forman CONFER como con nuestros pastores y otras entidades. (…)

P.- Los obispos gestionan a 18.000 sacerdotes, mientras que CONFER a 42.000 religiosos. ¿Por qué da la sensación de que vuestra voz parece más callada?

JULIA.- La voz que tenemos los religiosos en la Iglesia es significativa por lo que somos y por el servicio que prestamos. Y hay un reconocimiento en la sociedad, y esa es nuestra voz; muchas veces es más importante el ejemplo de lo que vivimos que una declaración.

JESÚS.- La voz de la Iglesia tiene que ser coral, todos con una voz. Nosotros no hemos estado tan preocupados por que se nos oiga y sí por hacer ver cuál es nuestra presencia, quizá por eso se nos oye menos. En un mundo donde solo existes si sales en los medios, creo que hemos recuperado la idea de contar lo que vivimos. Estamos preocupados por hacer que nuestras presencias se vean, pero no para ver quién sale más, sino para que la gente conozca lo que vivimos porque consideramos que es valioso. Estamos haciendo esfuerzos. Los pastores, obispos y religiosos caminamos para tener una voz común, porque al fin y al cabo, la pretensión de todos es la misma: servir a la Iglesia. (…)

Lea más:
Noticias relacionadas
Actualizado
07/07/2017
Compartir