Alonso Guerrero: “Hay que agradecer al Papa que haya leído a Erasmo”

Alonso Guerrero, exmarido de la Reina Letizia y escritor

No hay mejor argumento para una novela que la vida del profesor de Literatura Alonso Guerrero. Después de conocer a una alumna, se enamoraron, se casaron y un año después tomaron caminos distintos. Mientras él continuó escribiendo y dando clases, ella apareció en televisión anunciando su compromiso con el heredero al trono. En ‘El amor de Penny Robinson’ (Berenice), del ganador, entre otros, del premio Felipe Trigo o del Navarra, no pocos han querido ver una venganza. Para arrojar luz sobre las verdades que se ocultan en esta novela nos citamos con el autor que ha vendido cuatro ediciones en solo un mes.

PREGUNTA.- ¡Menuda expectación ha levantado la novela! ¿Lo esperaba?

RESPUESTA.- Sí, pero siempre teniendo en cuenta el riesgo de que se me malinterprete. Pido al lector que ponga en un segundo plano las causas de lo que el libro cuenta (no son más que una anécdota) y se ponga en mi lugar. En realidad es un libro de memorias, de sentimientos que me gustaría que llegasen al lector.

P.- ¿Siente que es juzgado como escritor por lo que realmente vale, o nunca podrá quitarse el sambenito de ser quien es?

R.- Eso deben juzgarlo mis lectores. El ‘ser’ de cualquier escritor depende de lo que escribe. Nadie merece que lo enjuicien por lo que es, o por cómo lo presentan las apariencias, sino por lo que hace.

P.- Se lo tengo que preguntar, no se enfade: ¿Ha recibido alguna llamada de Casa Real?

R.- La Reina la leyó hace mucho tiempo, y me hizo comentarios que no voy a repetir. Llamadas posteriores a la publicación no ha habido, ni de elogio ni de crítica.

P.- No vamos a hablar de política que empiezan a aburrir las preguntas sobre Cataluña, pero sí del papa Francisco, ¿tiene usted alguna opinión –crea o no– sobre su pontificado?

R.- Creo que si la Iglesia tuviera que ver con alguna transcendencia, no la ejemplifica. Las manifestaciones, los hechos expresados hasta el momento por Francisco prueban, sencillamente, que es un hombre con sentido común. Hay que agradecerle que, pese a ser el Papa, haya leído a Erasmo.

Lea más:
Noticias relacionadas
Actualizado
07/04/2018
Compartir