.


Jean Mbarga: “El papa Francisco transmite una visión de un mundo solidario uniendo sus componentes y diferencias”

arzobispo de Yaundé en Camerún, Jean Mbarga

La nueva jornada del congreso sobre la aportación teológica del papa Francisco en Barcelona ha comenzado con la aportación del arzobispo de Yaundé en Camerún, Jean Mbarga que es, además, Gran Canciller de la Universidad Católica de África Central. El prelado africano habló del papa Francisco y la “globalización/mundialización de la solidaridad”.

Aunque pueden parecer términos contrapuestos, globalización y solidaridad están llamados a ir juntos con la situación que vive el mundo. Las críticas del papa Francisco a los estragos del capitalismo y el liberalismo económico más extremo se evidencian en “la brecha entre ricos y pobres excluidos y marginados que se ha ampliado a todos los niveles”, denunció. Por eso, el Papa reivindica la solidaridad como una manera de “luchar contra las causas estructurales de la pobreza, la desigualdad, la falta de trabajo, la tierra y la vivienda y la negación de los derechos sociales y laborales”.

Un mundo poliédrico

Ante lo poliédrico de la realidad, Mbarga rescató algunas intervenciones de Francisco en las que apuesta por integración de las tensiones entre la unidad y las identidades singulares. “La tarea de globalizar la multipolaridad de Europa/Mundo no se puede imaginar con la imagen de la esfera en la que todo es igual y ordenado, pero que es en última instancia reductora, ya que cada punto es equidistante del centro; sino más bien con la del poliedro, donde la unidad armónica del conjunto conserva la particularidad de cada parte”, aclaró.

Comentando los principios que Bergoglio presenta en ‘Evangeli gaudium’, el arzobispo postuló un compromiso que tiene como referencia la humanidad y la vida, la libertad de conciencia, la sinodalidad, a la conciencia ecológica y global. “En conclusión, con el Papa, la globalización se nos presenta como una empresa humana cuyo objetivo es conquistar el mundo; esta empresa humana tiene muchas expresiones” señaló aludiendo al diálogo con las culturas, la situación de la economía global, las amenazas del medio ambiente y el diálogo interreligioso.

“El pensamiento del papa Francisco transmite una visión de un mundo solidario uniendo sus componentes y diferencias. Por lo tanto, prefiere la visión democrática opuesta a la visión oligárquica del mundo”, concluyó apelando a optar por “visión universal a una visión multiuniversal del mundo”.

Noticias relacionadas
Compartir