Los jesuitas estrenan ‘hoja de ruta’

  • La Compañía lanza sus 4 nuevas líneas guía: promoción del discernimiento, cercanía a excluidos y jóvenes y cuidado del medioambiente
  • Francisco “aprueba y confirma” la nueva misión, según dijo Arturo Sosa a Vida Nueva en un encuentro con un grupo reducido de medios

El padre Adolfo Nicolás con el actual superior general de los jesuitas, Arturo Sosa

La Compañía de Jesús actualiza las líneas guía que deben marcar el devenir de la congregación religiosa masculina más numerosa de la Iglesia católica. Tras dos años de un proceso de discernimiento desde la base en el que han estado implicados tanto los jesuitas y novicios como los laicos y consagrados de otros institutos cercanos, esta realidad eclesial presenta hoy, 19 de febrero, sus nuevas ‘preferencias apostólicas universales’, como llama la Compañía a sus ‘acentos apostólicos’. Son: promover el discernimiento y los ejercicios espirituales, caminar con los excluidos, viajar con los jóvenes y cuidar de la casa común. Los cuatro puntos de la ‘hoja de de ruta’ estarán en desarrollo durante una década y sustituyen a las ‘preferencias’ marcadas hace 16 años.

El papa Francisco ha seguido de cerca el proceso de discernimiento y “aprueba y confirma” la nueva misión, como le hizo saber al superior general, el venezolano Arturo Sosa, en una carta fechada el pasado 6 de febrero. Ambos mantuvieron dos encuentros recientes para tratar esta cuestión. En el primero, celebrado el 17 de enero, Sosa le entregó el resultado del proceso de discernimiento llevado a cabo por la Compañía. Tres semanas después (9 de febrero) tuvo lugar el segundo, en el que Jorge Mario Bergoglio, el primer jesuita en ser elegido obispo de Roma, manifestó su visto bueno a la actualización.

Como manifestó el propio Papa en su misiva, las cuatro preferencias escogidas “están en sintonía con las actuales prioridades apostólicas de la Iglesia”. Francisco celebró que la selección de los nuevos acentos haya llegado “en movimiento”, al ser fruto de un “discernimiento dinámico y no de biblioteca o laboratorio”. Entre los cuatro temas que marcarán la agenda, el Papa consideró “capital” el primero (promover el discernimiento y los ejercicios espirituales) ya que “supone como condición de base el trato del jesuita con el Señor, la vida personal y comunitaria de oración y discernimiento”. Sin esa “actitud orante”, subrayó Bergoglio, “lo otro no funciona”.

“El Papa está contento de poder acompañarnos”

En un encuentro en Roma celebrado el pasado 16 de enero con un reducido grupo de medios, entre ellos Vida Nueva, Sosa agradeció la “implicación muy cercana” de Francisco en todo el proceso: “Los dos hablamos la misma lengua, y no me refiero al español, sino a la lengua del discernimiento”. El Pontífice lleva esta forma de reflexión “en el corazón” y está “muy contento de poder acompañar” a la Compañía en este recorrido.

El superior general aclaró que la renovación de las preferencias no fue “idea suya”, pues se decidió en el capítulo general de la orden celebrado en octubre de 2016. Se acordó entonces “revisar nuestras preferencias anteriores y buscar nuevos desafíos”. En todo este proceso, Sosa escribió tres cartas a los jesuitas para implicarles en la actualización que ahora toca poner en práctica. “Hemos hecho un camino para llegar a este punto, que nos marca un inicio. El desafío mayor es la implementación. La peregrinación continúa, nos hace falta una profunda conversión comunitaria y personal para transformar nuestra vida y modo de trabajar”, explicó el general de la Compañía de Jesus, invitando a sus miembros a que “entiendan” lo que “significan para cada uno” las cuatro nuevas preferencias.

Asimismo, indicó que estas no implican que haya que elegir entre las diversas obras apostólicos, sino hacer que todas ellas sigan estas líneas “como orientaciones”. Puso como ejemplo a los colegios impulsados por la congregación religiosa, que deberán “responder al desafío de abrirse a la creatividad de los jóvenes para que se sientan en su casa, sean entendidos y tengan espacios en los que tomar las decisiones personales de su vida para soñar el futuro”.

Invita a revisar los modos de vida

Sosa pidió a todos los que forman parte o colaboran con la Compañía que “revisen su modo de vida” de acuerdo a las nuevas preferencias. Sobre la promoción del discernimiento y de los ejercicios espirituales, destacó que sin ellos los jesuitas “no podemos ofrecernos a otros”. Invitó a vivir estos modos de reflexión “profundamente” y de manera “creativa” para adaptarse así “a los diversos contextos”. Se revalorizan los ejercicios espirituales porque son “un instrumento muy apto para que en la sociedad secular en que vivimos se pongan en marcha procesos personales de elección en la vida”.

Al hablar de la segunda preferencia, el superior general indicó que la idea es “acercarse a las periferias” e ir “al encuentro de las personas” para ayudarles a recuperar la dignidad. En esta línea van tanto “la promoción de la justicia social” como el esfuerzo para cambiar “las estructuras políticas, económica y sociales”. También la formación a la ciudadanía y el compromiso para “eliminar de la Iglesia y de la sociedad los abusos de poder, de conciencia o sexuales”. Sosa consideró imprescindible acompañar a los jóvenes porque son ellos los que permiten “entender el cambio histórico y cuál es la cultura que viene en el futuro”. Finalmente, destacó cómo el cuidado de la casa común implica “participar en las acciones urgentes que hacen falta para parar el proceso de deterioro medioambiental y buscar fórmulas alternativas”.

El líder de los jesuitas aseguró que las preferencias anteriores “no desaparecen” y garantizó que continuará el interés por China y África, dos de los acentos marcados hasta ahora. Y subrayó la importancia para la Compañía de ambos territorios, donde surgen hoy un buen número de vocaciones y se abren nuevas obras apostólicas.

Noticias relacionadas
Actualizado
19/02/2019
Compartir