Luis Ángel Plaza: “Encerrarnos en nuestra casa no es evangélico”

  • El director del IEME reivindica el Día de los Catequistas Nativos, que se celebra hoy, 6 de enero, domingo de Epifanía
  • “Esta jornada nos invita a que las Iglesias locales vivan fuera de las cuatro paredes de la sacristía”, dice el misionero

Día de los Catequistas Nativos

Un año más el 6 de enero, domingo de Epifanía, el Instituto Español de Misiones Extranjeras (IEME) organiza el Día de los Catequistas Nativos, en esta ocasión, bajo el lema ‘Iglesia local en misión’. Se trata de una jornada que, según Luis Ángel Plaza, director general del IEME, sigue “siendo muy necesaria” 61 años después de que esta institución fuese encargada por la Congregación para la evangelización de los pueblos de organizar la colecta pontificia de esta fecha, que se orientaría los catequistas nativos.

“Esta jornada sigue siendo muy necesario porque la tendencia actual en el mundo es la de encerrarse y replegarse sobre uno mismo, por ejemplo en una actitud egoísta hacia los extranjeros que vienen a nuestro país, argumentando que llegan para quitarnos los empleos”, señala Vida Nueva este misionero burgalés.

“Por eso hoy –añade– tiene sentido seguir ayudando a estas personas, decirles que somos sus hermanos en el mundo y, a la vez, decirnos a nosotros que encerrarnos en casa no es evangélico. Esto nos lleva a estar en salida, como nos pide el papa Francisco, de ahí que esta jornada sea muy actual, porque frente a la tentación que lleva a preocuparse por lo de uno mismo, esta fecha nos lleva a abrirnos a todos, nos invita a que las Iglesias locales vivan con las puertas abiertas, fuera de las cuatro paredes de la sacristía”.

Centenario de la ‘Maximum illud’

Esta jornada, además, se celebra el año en que se conmemora el centenario de la carta apostólica Maximum illud, del papa Benedicto XV, que habla de la importancia de la formación del clero nativo. “Y hace cien años, eran también momentos muy complicados, con mucha violencia en los entonces llamados países de misión, y en donde el Papa nos pedía abrirnos a un despertar de esa conciencia más universal y fraterna, a ser conscientes de que la misión nace para todos los bautizaos. Y hoy, como hace un siglo, una Iglesia que salga al encuentro de los hermanos es muy necesaria, por lo que este centenario puede ser una sacudida para nuestra conciencia eclesial”, señala este sacerdote.

Catequistas en América Latina

Cuando la Congregación para la evangelización de los pueblos encargó al IEME la organización de esta jornada, la facultaba también para que parte de la colecta se invirtiese en la formación de catequistas nativos y otra se aplicase a las necesidades de la animación misionera de la Iglesia en España. Y la colecta de 2018 ascendió a un total de 53.826, 41 euros, siendo la Diócesis de Ciudad Real la que más aportó (11.635,73) seguida de Valencia (5.000), Córdoba (4.869), Toledo (4.500) y Madrid (3.465).

Y su fruto –añadido al de otras jornadas que se celebran a lo largo del año– es constatable, pues el número de vocaciones que nacen en las misiones se ha multiplicado, pasando de 46.932 a 88.138 sacerdotes nativos en los últimos 30 años, prácticamente el doble, según los datos ofrecidos por Anuario Estadístico de la Iglesia Católica.

Noticias relacionadas
Actualizado
06/01/2019
Compartir