.


El Monaguillo: “Las redes han subido la temperatura de la sociedad”

El humorista Sergio Fernández, El Monaguillo

Mucha improvisación, anécdotas personales de la infancia y algo de nostalgia. Eso es lo que ofrece Sergio Fernández en ‘¿Solo lo veo yo?’, su último espectáculo en La Latina (Madrid). Con  el humorista, conocido como El Monaguillo y popular por su participación en programas como ‘El Hormiguero’ (Antena 3) o en el recién estrenado ‘Surtido de Ibéricos’ (Onda Cero) conducido por Carlos Latre, pasamos la mañana más divertida del mundo junto a su adorado perro Chulo.

PREGUNTA.- En ‘¿Solo lo veo yo?’ habla de su infancia…

RESPUESTA.- Nada más empezar bajo con el público, empiezo a interactuar con ellos. Así que lo nuevo que tiene es que la mitad del espectáculo lo improviso. Es un ‘show’ muy blanquito, para toda la familia. Ahora estamos en La Latina algunos viernes al mes, y se prorrogará hasta el 2020.

P.- Nunca he sabido por qué El Monaguillo. ¿Es porque lo fue?

R.- No, no lo fui. Me lo pusieron porque empecé muy jovencito en Radio Marbella y era un revoleras. Ahora me pasa que soy el mayor, pero entonces, no paraba de dar la brasa. El programa que hacíamos era como una misa y yo el “ayudante” del cura, pero en plan travieso. Luego me lo quedé porque ¿dónde iba llamándome Sergio Fernández?

P.- ¿Se atrevería a actuar ante al Papa?

R.- Si yo actúo delante de Francisco, te aseguro que se partiría. Además es argentino y yo conozco muy bien a ese pueblo. Tienen mucho sentido del humor. Incluso he tenido propuestas para hacer monólogos allí, porque no hago un humor nada autóctono. El Papa se lo pasaría pipa. Si el humor no ofende y está pensado con buen rollo, todo vale.

P.- ¿Estamos demasiado cabreados?

R.- Mucho. Yo puse un día en Twitter: “Buenos días” y el 90% de las respuestas eran: “Serán para ti que tienes curro y eres famoso”, “para ti que tienes casa”, “para ti, porque a mí se me murió ayer mi padre…”. Las redes sociales han contribuido a muchas cosas, pero también son un poco plaga. Yo las utilizo, me acercan a los que me quieren, pero últimamente me voy midiendo, porque te distorsionan la realidad. Las redes han subido la temperatura de la sociedad.

Lea más:
Noticias relacionadas
Compartir