Los obispos argentinos piden rezar por los tripulantes del submarino ARA San Juan

  • A un año de la desaparición del submarino argentino, se confirmó el hallazgo de ese buque a unos 900 metros a nivel del mar
  • Comienza ahora una nueva etapa en la investigación para conocer la verdad sobre el trágico desenlace de los 44 tripulantes

Después de un año y dos días de extravío, el viernes a la medianoche, se conoció la noticia sobre el hallazgo de la nave en una zona marítima a la altura de la ciudad de Comodoro Rivadavia. Las causas del naufragio y las posibilidades de reflotar el submarino, serán los temas próximos que deberán analizar, tanto el gobierno como el poder judicial. Los familiares, mientras tanto, a la espera de estas decisiones.

Antecedentes

El 15 de noviembre de 2017 se recibió la última comunicación que se hiciera desde el submarino ARA San Juan. En esa oportunidad estaba circulando desde la Base Naval de Ushuaia a su destino, la Base de Mar del Plata, y había reportado un inconveniente con las baterías de la nave.

Desde aquel momento, se intentó la comunicación y localización del “San Juan”, pero los esfuerzos resultaron vanos. La Armada argentina, conjuntamente con la ayuda internacional de casi 20 países, desarrollaron procedimientos de alta complejidad con el fin de continuar y mantener la búsqueda.

En el mes de septiembre, la empresa Ocean Infinity con su buque “Seabed Constructor” inició la búsqueda científica, mapeando el lecho marítimo y realizando un relevamiento, a través del registro fotográfico y de video de la zona.

Después de estos dos meses de intenso trabajo, integrantes de este buque, dieron a conocieron las primeras imágenes del submarino perdido

Mensaje de la Comisión Ejecutiva

La Iglesia argentina estuvo presente, con su compañía y oración, desde el primer día de la desaparición del submarino.

Ahora, con las novedades de la aparición del Ara San Juan, el obispo castrense Santiago Olivera, aseveró que esto “no mitigará el dolor de las familias, porque la ausencia, y la nueva realidad implica un nuevo desafío. La nueva vida ya no es la misma después de aquel 15 de noviembre cuando desapareció el submarino…”. Y convocó a una Misa el próximo jueves 22 a las 8, en la Catedral Stella Maris de la ciudad de Buenos Aires. “Tenemos la posibilidad de rezar por nuestros hermanos, por su eterno descanso, pedir por cada uno, también por el consuelo de su familia”.

Por su parte, la Comisión Ejecutiva, emitió el siguiente comunicado:

“Ante el hallazgo del ARA San Juan en las profundidades del Mar Argentino, queremos unirnos a los sentimientos de los familiares, amigos y compañeros de fuerza de la tripulación. Saber dónde están sus restos es un paso que nos ayuda a llorarlos, pero también nos debe hacer valorar sus vidas entregadas en el servicio y a buscar conocer el porqué de esta tragedia. Como todo el Pueblo argentino estamos conmovidos.

Pero reiteramos lo que expresamos hace un año cuando se produjo la desaparición del submarino: ‘Los cristianos solamente encontramos alivio al sufrimiento en ese encuentro con el Señor Jesús que es posible en la oración y en la fe’.

Por eso, queremos invitar nuevamente a los hermanos de cada una de nuestras comunidades, de cada parroquia, capilla o centro de culto, a elevar a Dios nuestro Padre, una oración especial este próximo 20 de noviembre, día de la Soberanía Nacional, que nuestros hermanos defendieron con su vida.

Pidamos unidos por quienes han sufrido esta pérdida, para que con María Santísima, Madre de todo consuelo, puedan encontrar en la fe un alivio a su dolor”.

Noticias relacionadas
Actualizado
19/11/2018
Compartir