.


Pakistán prohíbe a Asia Bibi abandonar el país

  • El Gobierno claudica ante los fundamentalistas que solicitan revisar la sentencia absolutoria
  • La familia de la mujer cristiana implora una petición de asilo a Reino Unido, Canadá y Estados Unidos

Un grupo de islamistas protesta contra la absolución de Asia Bibi/Efe

Las protestas en las calles promovidas por grupos fundamentalistas islámicos después de que la cristiana Asia Bibi fuera absuelta de una acusación de blasfemia ha propiciado que se prohíba a la mujer abandonar Pakistán hasta que se revise el caso. Así lo ha manifestado el Gobierno del país asiático, que ha respaldado la medida de los islamistas mientras el Tribunal Supremo estudia un recurso contra la absolución, que se decretó el pasado miércoles.

De hecho, el Ejecutivo ha claudicado ante el Tehreek-e-Labbaik Pakistan, comprometiéndose a liberar a todos los detenidos en las manifestaciones promovidas en diferentes ciudades del país que han desembocado en carreteras cortadas y cierre del colegios.

Amenazas de muerte

Tal es la presión que está sufriendo el entorno de Asia Bibi, que su abogado, Saif-ul-Malook ha decidido dejar Pakistán, ante las amenazas de muerte que ha recibido tanto él como su familia. De la misma manera, el marido de Asia, Ashiq Masih, ha solicitado asilo a Reino Unido, Canadá y Estados Unidos ante los ataques de los integristas.

“Si Asia Bibi abandona el país, todos los miembros de su familia, cada persona asociada a ella, serán asesinados”, advierte Wilson Chowdhry, de la Asociación Cristiana Británica Pakistaní, que está colaborando estrechamente con Ashiq Masih para conseguir la máxima protección para ellos.

Noticias relacionadas
Compartir