Cuando el agua manda

Como todos los veranos, los temporales, las inundaciones y la crecida del río dijeron presente en varias provincias argentinas. El norte está sufriendo el poder del agua por las lluvias y la crecida de los ríos Pilcomayo y Bermejo. Las provincias involucradas son: Salta, Tucumán y el Chaco salteño.

Numerosas familias del norte del país están afectadas por un temporal, inundaciones y crecida del Río Pilcomayo. Como siempre, los que más sufren estas implicancias son los más humildes que viven zonas rurales y han perdido lo poco que tenían.
El mismo Arzobispo de Salta ha pedido la colaboración de todos. “Las inundaciones que golpean el Norte de nuestra provincia nos llaman a la solidaridad pronta y efectiva. Agradezco las muchas expresiones de buena voluntad que se han acercado y se acercan a nuestras parroquias, colegios, instituciones y a Cáritas Arquidiocesana de Salta, ofreciendo ayuda. Los hermanos de la zona de Santa Victoria Este, en el Departamento Rivadavia padecen las consecuencias del crecimiento del Río Pilcomayo y los hermanos de Los Toldos y poblaciones vecinas han quedado aislados por la creciente del Río Bermejo. Sus rostros nos interpelan. Esta es la hora de la caridad“.

Ayuda organizada

Cáritas Salta y Cáritas Orán están en contacto Cáritas Nacional quien  está organizando el servicio de otras diócesis del país en respuesta a la emergencia.
Se acordaron los siguientes puntos:
1. En este momento el trabajo de contención a los evacuados se concentra en dos lugares: la Parroquia de la Santa Cruz en Tartagal y la Parroquia de Santa Teresita en Aguaray.
2. En Tartagal es responsable el Pbro. Fernando Páez, párroco de la Santa Cruz. A él lo acompaña el Pbro. Adrián Rodríguez, responsable de la comunidad de Santa Victoria.
3. En Aguaray es responsable el R.P. Fr. César Sosa ofm, párroco en Santa Teresita.
4. Quienes deseen hacer llegar su ayuda enviando artículos de necesidad, lo pueden hacer a través de Cáritas Salta, ubicada en Córdoba 190, teléfono 422-3248, de lunes a viernes, de 9 a 13 hs. Se necesitan los siguientes artículos: a. Agua mineral. b. Elementos de higiene personal (alcohol en gel, jabón de tocador, repelente). c. Elementos de limpieza (lavandina, desinfectante, jabón en pan, detergente). d. Alimentos no perecederos. e. Leche en polvo. f. Pañales.
5. Si prefieren enviar directamente a destino, les agradecemos su buena voluntad y efectiva caridad. 6. Cáritas quiere acompañar este doloroso proceso que tiene un segundo momento: el retorno a casa. Para ello sugiere, a los que quieran contribuir con dinero, que lo depositen en la cuenta de Cáritas Orán: Banco Nación – Cta. Cte. Suc. Orán 4860022767 – CBU 0110486220048600227672 – CUIT 30 59749938 4
Es necesario que la Iglesia, maestra en solidaridad, disponga de toda su organización para que los inundados tengan todo lo que necesitan: alimentos, ropa, higiene, medicamentos. Pero es más imprescindible que haya voluntarios que estén cerca, que puedan contener, escuchar, abrazar, y que esos refugios se conviertan en cálidos hogares, como los que acaban de perder. 
Actualizado
06/02/2018
Compartir