Más de 2.000 personas para (re)pensar Ourense

  • La diócesis gallega arranca la segunda etapa de su Sínodo diocesano
  • El objetivo es buscar nuevos caminos para “una Iglesia a menudo demasiado clericalizada”
  • Artículo completo solo para suscriptores

sínodo diocesano de Ourense misa de apertura de los trabajos en grupo

Cinco décadas después de la clausura del Concilio Vaticano II, tras 40 años del Concilio Pastoral de Galicia y “acogiendo el reto que nos ha ofrecido el Santo Padre en Evangelii gaudium”, el obispo de Ourense, José Leonardo Lemos, convocó en el primer trimestre de 2016 un Sínodo diocesano, “interpelado por los signos de los tiempos” y con el deseo de vivir “una profunda experiencia de comunión”.

Tras un año y medio de preparación, la diócesis acaba de iniciar la fase de apertura de los grupos sinodales, que concluirá en 2019 con la fase diocesana, en la que los sinodales votarán y presentarán al obispo las proposiciones finales para su aplicación. Un total de 195 grupos, con 2.187 personas –entre laicos, religiosos y sacerdotes– reflexionan para reconstruir la diócesis al estilo de Francisco.

La gran mayoría de los grupos están constituidos en parroquias y una minoría en comunidades religiosas. “Cada grupo se reúne mensualmente durante una hora y media para orar, reflexionar y formular las propuestas que consideren oportunas para la vida de nuestra Iglesia en este momento”, indica a Vida Nueva Francisco Prieto, vicario para la Nueva Evangelización de Ourense.

Además, “los grupos están extendidos por todos los Arciprestazgos y son representativos de todos los ámbitos de nuestra Iglesia: rural, urbano, villas…”, añade. (…)

Lea más:
Noticias relacionadas
Actualizado
04/11/2017
Compartir