.


Suman esfuerzos para erradicar la inseguridad alimentaria en México

  • Convocados por el banco de alimentos más grande del país, especialistas compartirán sus experiencias con el objetivo de generar mejores estrategias y políticas para el combate a la falta de alimento, que afecta a 28 millones de personas en el país

Organizaciones de la sociedad civil, iniciativa privada y gobierno coincidirán este próximo 1 de septiembre en el aula magna San Ignacio de Loyola de la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México, para participar en el 3er coloquio “Responsabilidad compartida para la alimentación sustentable”, cuyo objetivo es exponer las experiencias de éxito que se han tenido en el combate a la inseguridad alimentaria y el desperdicio de alimento.

Este coloquio es organizado por el banco de alimento independiente más grande México: Alimento para Todos I.A.P. (APT), cuya coordinadora de Relaciones Institucionales, Mariana Jiménez Cárdenas, explicó a Vida Nueva Digital que será la oportunidad para dar a conocer el informe 2016 de la institución que preside la maestra Ana Bertha Pérez Lizaúr.

El programa del coloquio contempla la participación de Ivonne Madrid, de la Fundación Alsea, quien se referirá al “Programa de rescate de alimentos Starbucks”; Bárbara Torres, de Mondelez México, quien hablará de la “Alianza por el bienestar de la niñez”, y Florece Roy Allard, directora en México de Tablee Des Cheefs, quien ofrecerá su ponencia “Buenas prácticas internacionales en programas de rescate alimentario”. Por parte del gobierno federal asistirá Edda Fernández Luiselli, de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, quien expondrá las “Estrategias del gobierno federal para reducir las pérdidas y el desperdicio de alimento”.

Un dato importante es que durante el coloquio se presentará la app de APT y se proyectarán los documentales “Comer con la vista” y “El viaje”.

Una gran labor

Mariana Jiménez explicó que APT se creó en 1995, siendo el primer banco de alimentos en la Ciudad de México, y actualmente provee paquetes nutricionales a más de 30 mil personas cada semana.

APT opera en la Ciudad de México, Estado de México, Puebla, Tlaxcala y Guerrero, donde beneficia a más de 60 mil personas semanalmente, mientras que cada año entrega más de un millón 400 mil paquetes de producto alimenticio y no alimenticio.

Cabe mencionar que mensualmente esta organización rescata mil toneladas de alimento a través de las donaciones que hacen más de dos mil aliados, los cuales confían en APT “gracias a la transparencia con la que nos hemos desempeñado”. Este banco de alimentos cuenta con 83 colaboradores y más de 10 mil 38 voluntarios al año.

Hacia la sustentabilidad

Al referirse a los objetivos a corto plazo de APT, Mariana Jiménez adelantó: “queremos cubrir la demanda de la población que lo requiere, logrando fortalecer nuestras alianzas estratégicas. Crecer y expandirnos a otros estados. En 2018 está proyectada la primera sucursal de Alimento para Todos en Tultitlán, Estado de México”.

Agregó que también buscan “incidir e impulsar políticas públicas que promuevan e incentiven la donación de alimentos, a fin de contribuir a reducir el desperdicio de alimentos en el país y la inseguridad alimentaria”.

“A largo plazo –señaló– buscamos ser una organización sustentable, depender en menor porcentaje de cuotas de recuperación, y esto se logra a través de estrategias de diversificación de ingresos y negocios sociales, que además sean oportunidades de trabajo para la gente de la comunidad”.

La gran incongruencia

De acuerdo con datos del 2014 del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, 28 millones de personas en el país viven con algún grado de inseguridad alimentaria. En contraste –añadió Mariana Jiménez– 31 mil toneladas de alimento apto para consumo se desperdician al día en México.

Ante esa realidad –dijo– APT ha sido clave para favorecer el acceso de los alimentos a esta población, “pero también propiciamos mejores hábitos de alimentación y de la salud para una mejor calidad de vida; agregamos impacto social a la cadena de valor de nuestros aliados; fomentamos la participación solidaria de la comunidad y la sociedad civil a través de nuestro programa de voluntariado y reducimos las emisiones de gases de efecto invernadero que generan los desechos orgánicos e inorgánicos”, concluyó.

Para mayor información sobre APT y el coloquio, los interesados pueden visitar la página en internet de APT es Alimento para Todos

Compartir