.


La mística teresiana y el budismo theravada se abrazan en Ávila

  • El encuentro ha sido organizado por el Centro Internacional de Estudios Teresiano Sanjuanista (CITeS) y el Centro de Estudios Budistas de la Universidad de Hong Kong
  • Se han dado cita algunos de los más prestigiosos representantes mundiales de ambas tradiciones

Budismo y Mística en Ávila

La Universidad de la Mística de Ávila ha acogido días atrás el primer encuentro entre representantes del budismo theravada y los carmelitas descalzos. La clave ha sido simbolizar el abrazo entre culturas que ya no pueden considerarse lejanas y que sienten una necesidad el conocimiento de sus costumbres, sus comidas, su historia, sus tradiciones y sus religiones. De este modo, se ha derribado el muro del desconocimiento, que es el que puede llevar a malinterpretar o desarrollar miedos y desconfianzas no justificadas.

El diálogo, coorganizado por el Centro Internacional de Estudios Teresiano Sanjuanista (CITeS) y el Centro de Estudios Budistas de la Universidad de Hong Kong, se ha basado en la idea de que ambas tradiciones, a través de la meditación y de la vía contemplativa como prácticas primordiales, desde una investigación de lo que puedan tener en común y sus diferencias, buscan el verdadero significado de la existencia humana y su realidad.

Santa Teresa de Jesús y san Juan de la Cruz, fundadores de la Orden de los Carmelitas Descalzos, nos dejaron en sus obras sus excelsos caminos para la contemplación y la oración. De hecho, sus obras han estado muy presentes en el encuentro. Buddhaghosa, uno de los comentaristas más importantes del budismo theravada, autor del Visudhimagga o El sendero de la purificación, se adentró en El castillo interior, de santa Teresa, como una guía espiritual. Las Moradas y los Jhanas también fueron expuestos para poder cotejarlos en profundidad.

Conferencias, mesas redondas y meditación

Las jornadas fueron inauguradas por Francisco Javier Sancho Fermín, director de CITeS, y por Sik Hin Hung, director del Centro de Estudios Budistas de la Universidad de Hong Kong. Empezaron con una mesa redonda entre el padre Augustí Borrel, vicario general de los carmelitas descalzos, y el profesor Asanga Tilakaratne, de la Universidad de Colombo, en Sri Lanka, moderada por Abraham Vélez de Cea, profesor del departamento de Filosofía y Religión de la Universidad Eastern Kentucky, en Richmond. En los siguientes días, que se completaron con prácticas de meditación, recitación de sutras y cantos y oración cristianas, se siguió un programa del que nombramos el taller de Meditación por bhikkhuni, a cargo de Dhammadina, profesora del Dharma Drum Institute of Liberal Arts de Taiwán, o la exposición de la hermana María José Pérez González, ocd, sobre Oración vocal y mental y el camino de perfección. Expusieron también sus ponencias Khammai Dhammasami, de la Universidad de Oxford; Rupert Gethin, de la Universidad de Bristol; o el padre Maximiliano Herráiz, profesor en CITeS y editor de numerosos libros sobre santa Teresa y san Juan de la Cruz.

Diferentes ramas budistas

Durante el congreso se puso hincapié en aclarar ciertas interpretaciones sobre el budismo. La implantación del budismo tibetano como tradición budista en Occidente hace que las otras tradiciones sean desconocidas y muchas veces ignoradas. Hay conocimiento del budismo zen, o mejor dicho, budismo chan, cuyo origen está en China y que aquí es quizás conocido porque las primeras traducciones al inglés de textos budistas se deben al doctor Suzuki, alrededor de 1880. Pero del budismo theravada, el budismo de los antiguos, el que se desarrolló en la India después de la muerte de Buda y se puede considerar el primer budismo, se conoce mucho menos. Es por esto que este encuentro también fue especial para remarcar las diferencias doctrinales.

Valga una anécdota cuando alguien me preguntó: “Entonces ¿hay tres Budas: el buda gordo y feliz, Buddhaghosa y Siddhartha Gautama?”. Y la respuesta es: el Buda gordo y feliz se puede comparar a Papá Noel, una leyenda que hace que sea más conocida la Navidad por él que por el nacimiento de Cristo.

Este encuentro, pues, no solo ha servido para conocerse, sino para activar la curiosidad de unos y otros. Esperemos que haya sido el primero de una serie de ellos y que se planteen ya para un futuro no muy lejano

* Caridad Martín es máster en Estudios Budistas por la Universidad de Hong Kong y se dedica a estudios religiosos.

Compartir