.


Cinco formas de afianzar la identidad de la escuela católica en Centroamérica

  • Publicadas las conclusiones del IV Encuentro Centroamericano de Educación Católica, celebrado en Guatemala
  • Las federaciones y las asociaciones de colegios católicos buscan fortalecer su impacto evangelizador en la región

IV Encuentro Centroamericano de Educación Católica, Guatemala junio 2017

En torno a la identidad de la escuela católica, las conclusiones del IV Encuentro Centroamericano de Educación Católica realizado en Antigua Guatemala –entre el 30 de junio y el 3 de julio–, ha propuesto cinco grandes compromisos a los educadores católicos de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá.

◼ 1. Educación evangelizadora: “Una educación evangelizadora que promueven la libertad y la dignidad de la persona humana en toda la región Centroamericana” permitirá que la escuela católica mantenga su impronta de “educación liberadora”.

◼ 2. Pastoral educativa: En términos de pastoral educativa, es fundamental que los centros educativos centroamericanos “evangelicen por medio del saber para crear una sociedad más humana, más justa y solidaria”.

◼ 3. Formación continua: Para responder a los desafíos de la sociedad en Centroamérica, es preciso “establecer un proceso de formación continua y sistematizada” que involucre a toda la comunidad educativa.

◼ 4. Testigos de la misericordia: Ser testigos de la misericordia en el ámbito educativo es un desafío inaplazable, para hacer presente el Evangelio “mediante una actitud personal y comunitaria de solidaridad y generosidad hacia el otro, dentro y fuera de los centros educativos”.

◼ 5. Pastoral familiar: La familia tiene un lugar prioritario en la escuela católica. Por ello, es necesario “promover una pastoral familiar que tome conciencia y asuma su identidad como primer santuario en la educación integral de los hijos”.

Líneas de acción a nivel nacional

Para dinamizar estos compromisos, los educadores católicos centroamericanos –representados por los presidentes de las federaciones y asociaciones de colegios católicos– definieron líneas de acción a nivel nacional, a fin de que “la misión educativa sea una respuesta evangelizadora desde la realidad de cada país”.

Entre las acciones a seguir, la escuela católica en Centroamérica apuesta por la valoración de la diversidad, el aprovechamiento de la tecnología al servicio del desarrollo integral y el fortalecimiento del trabajo conjunto en la región, además de mantener instancias de reflexión “para responder a las exigencias del mundo de hoy”.

Noticias relacionadas
Compartir