Francisco y la primera “cumbre amazónica” de la historia

  • La de Puerto Maldonado ha sido, probablemente, la ceremonia más festiva y original de toda la visita apostólica
  • Al Papa se le ha visto muy a gusto los miles de indígenas que aclamaban: ‘¡El papa Francisco ya es amazónico!’

papa Francisco viaje Perú Puerto Maldonado con pueblos Amazonía 19 enero 2018

Según la revista ‘Caretas’ –una de las cabeceras peruanas más prestigiosas–, “el encuentro del Papa con indígenas de la selva será lo más significativo de su visita”. Dicho encuentro ha tenido lugar hoy viernes 19 de enero y ha sido, en todo caso, la ceremonia más polícroma, festiva y original.

A Bergoglio se le ha visto muy a gusto entre esas decenas de millares de hombres, mujeres y niños llegados algunos desde lejanos rincones de la Amazonía (no solo de Perú, sino también desde Bolivia, Brasil, Ecuador, Venezuela, Colombia y Surinám). A su llegada a la ciudad de Puerto Maldonado, ha sido recibido con gritos de “¡El papa Francisco ya es amazónico!”.

“Le pedimos que nos defienda”

Aunque Juan Pablo II ya mantuvo un encuentro con grupos de indígenas en su visita de 1985, lo de esta mañana en el Coliseo Madre de Dios podría ser considerado como la primera “cumbre amazónica” de la historia o asamblea general de todos estos pueblos de ancestrales culturas “supervivientes de múltiples injusticias y violencias”, como le dijo la india Yésica en sus palabras de saludo.

“Le pedimos que nos defienda –le suplicó a Francisco–. No queremos que la escuela nos robe nuestras lenguas ni nuestras tradiciones, no queremos olvidarnos de nuestra sabiduría secular”. Otras mujeres insistieron, entre los aplausos de todos los presentes, en sus acusaciones a los explotadores de ayer y de hoy.

El discurso del Papa no defraudó. Una de sus primeras frases fue ya una alarma dirigida a la comunidad internacional: “Probablemente los pueblos originarios amazónicos nunca hayan estado tan amenazados en sus territorios como lo están ahora”.

A continuación enumeró los agentes de esta agresión: el que llamó “neo-extractivismo” que dirige su avidez sobre petróleo, gas, madera, oro; en segundo lugar la “conservación” de la naturaleza sin tener en cuenta al ser humano acaparando grandes extensiones de bosques y generando situaciones de opresión a los pueblos originarios.

Defensa de la vida

“Hemos de romper con el paradigma histórico –dijo– que considera la Amazonía como la despensa inagotable de los Estados sin tener en cuenta a sus habitantes”.

“La defensa de la tierra –sentenció– no tiene otra finalidad que no sea la defensa de la vida. Sabemos del sufrimiento que algunos de ustedes padecen por los derrames de hidrocarburos que amenazan seriamente la vida de sus familias y contaminan su medio natural”. Aludía a cifras escalofriantes de toneladas de “venenos” arrojados al cauce de los ríos.

El Papa volvió a insistir una vez más en la “trata de personas”. En el segundo discurso de esta mañana Francisco rebatió que “en realidad deberíamos hablar de esclavitud; esclavitud para el trabajo, esclavitud sexual, esclavitud para el lucro. Duele constatar como en esta tierra tantas mujeres son tan desvaloradas, menospreciadas, expuestas un sinfín de violencias… No es lícito mirar para otro lado y dejar que tantas mujeres, especialmente adolescentes, sean ‘pisoteadas, en su dignidad”.

“Nuevos colonialismos

En la parte final de sus palabras dirigidas a los indígenas amazónicos les dijo: “La Amazonia, además de ser una reserva de la biodiversidad, es también una reserva cultural que debe preservarse ante los nuevos colonialismos”.

En consecuencia pidió a los más de cien obispos presentes “que los pueblos originarios moldeen culturalmente las Iglesia locales amazónicas”. Este será uno de los grandes desafíos que este papa quiere afrontar y por eso ha convocado el Sínodo panamazónico.

Noticias relacionadas
Actualizado
19/01/2018
Compartir