Sigue el encuentro desde esta misma web el miércoles 25 de Noviembre a las 18:00h (España). Recarga la página si no lo ves.

Libros

‘Teresa de Jesús entre obediencia y transgresión’


Un libro de Giselle Gómez, STJ (Monte Carmelo) La recensión es de José María Arnaiz

Teresa de Jesús entre obediencia y transgresión, Giselle Gómez, STJ (Monte Carmelo)

Título: Teresa de Jesús entre obediencia y transgresión

Autor: Giselle Gómez, STJ

Editorial: Monte Carmelo

Ciudad: Burgos, 2015

Páginas: 230

JOSÉ MARÍA ARNAIZ | Por ser mujer, y para poder sobrevivir, Teresa de Jesús tuvo que transgredir. Una experiencia que contagiará a los varones y que ni siquiera la Inquisición logró detener. Giselle Gómez –mujer, latinoamericana y teresiana– pretende, y lo consigue, colocar a la santa de Ávila entre la obediencia y la transgresión; la santa Teresa que se nos presenta en estas páginas transgrede obedeciendo y obedece transgrediendo y, así, llega a una nueva categoría y modo de situarse en la sociedad de su tiempo, en la vida eclesial, religiosa y carmelita. Se convierte en maestra de un nuevo modo de ser y de proceder, que la convierte en maestra espiritual, escritora y fundadora.

Para analizar esta realidad, la autora hace uso de las claves de la hermenéutica feminista actual, aunque quizás le concede demasiado espacio a este aspecto. La versión moderna de esa obediencia y esa transgresión está insinuada, pero sería bueno verla más desarrollada.

También hoy –y no solo las mujeres, sino todos los seres humanos– los integrantes de nuestra Iglesia y los religiosos tenemos que aprender a situarnos entre la obediencia y la transgresión. No es un aprendizaje fácil. Necesita, como se destaca en esta obra, fuerza creativa, liberadora y de comunión. Parece paradójico –pero no lo es si analizamos bien algunos textos de santa Teresa– que la transgresión bien hecha conduce a la comunión y que de la dependencia se pasa a la libertad. Para lograrlo, no hay duda de que se debe tener experiencia mística.

Esa complementariedad profunda la recoge Giselle en el penúltimo párrafo de su libro: “Teresa es discípula y maestra; es hija y madre; consulta y aconseja; es hermana y amiga. Apunta a una forma de relación que transciende las barreras de género y los cánones establecidos y promueve una nueva manera de colaboración entre varones y mujeres, capaces de vivir la ternura y el cariño, la compañía y la soledad, la complicidad y las alianzas…”.

La autora nos ofrece el camino recorrido por la santa en el siglo XVI convencida de que nos sirve también para el siglo XXI. Uno de los méritos de este volumen reside, justamente, en que reinterpreta a santa Teresa, y ese logro se advierte fácilmente en que lo lleva a cabo una mujer que muestra espontáneamente que para nada se sienta influida por esa “cierta inferioridad natural” de algunas mujeres.

Muy al contrario, se muestra animada por la misma “cierta osadía” propia de la santa, de la que encontramos bastantes referencias a lo largo de estas páginas. Reinterpretación que no es una fotocopia de Teresa de Jesús, y este es uno de los grandes valores del trabajo de Giselle Gómez.

En el nº 2.971 de Vida Nueva

Actualizado
08/01/2016 | 00:29
Compartir