De pequeño quiero ser…

José Antonio González (Cinco panes)
Creador de contenidos católicos

La misión

Octubre es el mes misionero, el que dedicamos a orar la situación de las misioneras y misioneros del mundo, así como a pedir al Espíritu que suscite más vocaciones misioneras. Dicho así casi parece fácil. Casi. La información Los libros, las páginas web, las conferencias o los programas de formación lo aguantan todo. Cualquier tema

Compartir

¡Espérame!

Esta semana he sido testigo de una de esas escenas entrañables que nos regala la infancia. Estaba en el colegio de mi hijo esperando a que entrara en clase como cada mañana cuando, súbitamente, una de las compañeras que ya había entrado en el aula se escabulló entre las piernas de la maestra mientras gritaba

Compartir

No hables conmigo

Si en tu hogar convives con más de una persona seguro que en algún momento has vivido un instante de tensión, fuera este de mayor o menor duración. Ya fuere por acatar o ignorar normas o bien motivado por gestos bruscos o actitudes fuera de contexto, el caso es que quien vive con otras personas

Compartir

Las cosas del crecer

Ayer, mi hijo comenzó su andadura en la educación formal en un colegio público que queda cerca de casa. Por sus características personales –y tal vez con un poco de ayuda previa con explicaciones sobre el centro y la docente– no hubo llantos durante la separación ni inconvenientes a la hora de entrar en clase.

Compartir

¿Cono o Bastón?

Le he dado en herencia a mi hijo, genéticamente, una de esas características que no hacen la vida más sencilla, sino todo lo contrario. A la hora de acompañarle para dormir la siesta o para el descanso nocturno es importante no olvidar bajar la persiana hasta el final para impedir el paso de la luz.

Compartir

¡De primera vez!

“De primera vez” es la expresión que utiliza mi hijo cuando quiere comunicar un logro que ha conseguido o un hito que ha alcanzado. Aunque sé que lo que dice no es gramaticalmente correcto, es una de las pocas veces que no le corrijo afectuosamente sino que me limito a darle la enhorabuena y un

Compartir

La matemática de Dios

Hará un par de meses, no recuerdo si a la hora de la siesta o por la mañana, me acercaba a despertar a mi hijo y a medida que estaba más cerca de su puerta le escuchaba decir: “Cinco, cuatro, tres, dos, uno”; y volvía a comenzar. Regístrate en el boletín gratuito y recibe un

Compartir

Que me sepa comprometer

Hijo, te observo y me preguntó qué será de ti. Si cuando crezcas seguirás siendo el niño al que yo aspiro en transformarme. Si el camino que decidas andar se parecerá al que yo te mostré. Regístrate en el boletín gratuito y recibe un avance de los contenidos LEE Y DESCARGA: ‘Un plan para resucitar’,

Compartir

Contra la fidexicación

Cada noche, cuando acostamos a nuestro hijo, mi mujer o yo leemos un cuento o una poesía y, después, escuchamos juntas un pasaje de una Biblia infantil o vemos una parábola en vídeo que comentamos al terminar. Finalizamos el momento de la noche rezando juntos alguna de las oraciones más comunes: un padrenuestro, un avemaría

Compartir

Pedro Casaldáliga, sentado alrededor de la mesa del Padre

Cuando escribo esto, Pedro Casaldáliga lleva ya un par de días sentado alrededor de la mesa del Padre. Aunque por lo inspirado de su poesía y la especial característica de la enfermedad que le acompañaba tal vez gozó previamente de algún aperitivo del Banquete del Cordero mientras todavía respiraba el aire de la tierra que

Compartir