Autores

Fernando Vidal, sociólogo, bloguero A su imagen

Fernando Vidal

La Torre de Babel, de David Mach

"A estas dos torres no les hace falta que ningún Dios les castigue con la división sino que ellas mismas se han erigido para segregar, dividir y separarse de la mayoría de la gente de a pie"

La Escalera de Jacob, de David Mach

"Cuando Jacob duerme y contempla la escalera está viendo la profundidad de la realidad. Aquí las escaleras forman parte de esa realidad submarina, misteriosa, oculta y honda. Es un misterio que no viene de lo alto sino que se halla en lo abisal"

Jonás, de David Mach

"Se puede comprobar que el fondo del mar está cercano a la vez que la costa es lejana. Jonás tiene que decidir si se lanza afuera arriesgando la vida o permanece en la incierta seguridad de la celda que el Leviathán ha hecho de sus entrañas"

La plaga de langostas, de David Mach

"La nube de langostas no puede ir a ningún otro sitio al Este que no sea la propia Isla de la Libertad. Su destino como plaga parece ser destruir la Isla de la Libertad o destruir el símbolo de la libertad y de todo Estados Unidos como país. La plaga, paradójicamente, procede de la propia ciudad de Nueva York"

La plaga del ganado, de David Mach

"Más allá, se extienden sin solución de discontinuidad un conjunto de caballos, cabras, ovejas y cerdos. Los cadáveres se extienden hasta acceder por el palmeral a la ciudad. El ecocidio que causa nuestra civilización es señalado por Mach como una de las mayores plagas de nuestra época, de magnitud bíblica"
Via Crucis David Mach

El Via Crucis, de David Mach

"Es un collage incómodo, repleto de personajes como es característico de Mach. La muerte de Cristo es contemplada como un momento de máximo dolor, sacrificio o una injusticia, pero sobre todo Mach piensa que lamentablemente fue una brutal fiesta de ejecución pública impulsada por gente religiosa tan judía como Jesús"

El infierno, de David Mach

La colección ‘Precious Light’ del artista David Mach aborda el apocalipsis de juicio, cielo e infierno. Si el cielo de David Mach está dentro del tiempo y de cada estación, cuando piensa el

El Cielo de David Mach

"El cielo de Mach es plenitud, exultación y éxtasis. Hay una exaltación de la materia –la hierba en primavera, las olas en verano, las hojas en otoño y la nieve en invierno– y un movimiento general de alegría y elevación –palomas, pompas, flores, espuma, hojas, nieve…–. La asunción de la mujer en el cielo de Atenas encarna bien esa experiencia en la que el cielo tiene estaciones pero ninguna pasa porque no deja de estar colmada"
Gólgota de David Mach

Gólgota, de David Mach

"Mientras que su cuerpo está ya vencido, las varillas en él se espigan vivas; de la carne brota un césped metálico de hierba resistente que no puede marchitarse. Es un cuerpo del que milagrosamente ha brotado todo lo que las raíces de la naturaleza piden para que esa carne de ocaso nutra nueva vida"

La Crucifixión, de David Mach

"La estatua es muda pero el alarido no deja de escucharse y lo hace por esa proyección de ganchos hacia los que le miren desde cualquier posición. Desde cualquier sitio, esta crucifixión es una herida sangrante de la humanidad. Nada ha quedado por herir. Son clavos que le sujetan desde toda dirección ya no solo a las vigas de la cruz sino al aire, al mundo mismo"