.


Marco Impagliazzo: “Los líderes musulmanes deben denunciar con más valentía el terrorismo”

Presidente de la Comunidad de Sant’Egidio

Marco Impagliazzo, presidente de la Comunidad de Sant'Egidio

DARÍO MENOR (ROMA) | Marco Impagliazzo es el presidente de la Comunidad de Sant’Egidio, el movimiento laico que organizó el encuentro de oración por la paz celebrado en Asís, del 18 al 20 de septiembre, en conmemoración de la cumbre presidida por Juan Pablo II en esta misma ciudad del centro de Italia hace 30 años. “Las religiones tienen en su interior una energía de paz”, dice este profesor universitario de 54 años, advirtiendo que los líderes religiosos son la voz “de quien sufre por la guerra y por la violencia”.

PREGUNTA.- ¿Qué valoración hace del pasado encuentro en Asís?

RESPUESTA.- Positiva. No ha sido solo una conmemoración del 30º aniversario, pues se ha verificado cómo el ‘espíritu de Asís’ ha caminado y volado mucho en diversas partes del mundo. Ha crecido en el trabajo por la paz y la defensa del medioambiente y de los pobres. Las comunidades religiosas tienen en su interior una energía de paz que quieren poner a disposición de la gente.

P.- ¿Cómo explicaría qué es el ‘espíritu de Asís’?

R.- Es un espíritu de diálogo entre las religiones y a nivel humanístico con los no creyentes, hombres y mujeres de buena voluntad. Un diálogo para unir fuerzas en el camino de la paz, superar la autorreferencia de las religiones y ponerse a la escucha del mundo y, sobre todo, de las personas que sufren la guerra, la violencia y el terrorismo. Es, por tanto, un espíritu de diálogo que no excluye a nadie en el camino por la paz. Luego, para los creyentes, además del diálogo está la oración por la paz. Quiere decir, por tanto, diálogo y oración.

P.- El Papa no habla del terrorismo islámico y recuerda, en cambio, que todas las religiones han tenido episodios violentos en su historia. ¿Le parece una forma adecuada de afrontar el yihadismo?

R.- Sí, porque culpabilizar a una religión es un error. Las responsabilidades son siempre personales. Lo que pedimos a los líderes musulmanes es que tengan más valentía a la hora de denunciar un terrorismo que se hace fuerte con una pseudorreligión. Los terroristas no conocen los libros sagrados o los manipulan. Las escuelas teológicas musulmanas tienen dificultades con las interpretaciones erróneas del islam. Es correcta la postura del Papa, que ha pedido siempre a los musulmanes más valentía a la hora de denunciar la violencia y el terrorismo. Hay que salir de una cierta ambigüedad de algunos respecto a estos temas para ser mucho más netos y claros.

Publicado en el número 3.005 de Vida Nueva. Ver sumario

 


* ¿Quieres seguir leyendo este artículo? Entrevista completa en este enlace solo para suscriptores

* Comprar el número suelto en la app de la Revista Vida Nueva nº 3.005: para iPad o en Google Play

* Suscribirse a Vida Nueva

 


LEA TAMBIÉN:

Compartir