.


Clase de Religión sin profesor en Extremadura

aula de escuela vacía con pocos alumnos españoles

Una veintena de centros no cuentan con docentes, al no haber sido contratados todavía

aula de escuela vacía con pocos alumnos españoles

RUBÉN CRUZ | Clase de Religión, sí, pero sin profesor. El pasado 13 de septiembre comenzó el curso escolar en Extremadura. Dos semanas después, en más de una veintena de centros no cuentan aún con profesor de Religión. ¿La razón? La Junta no ha llamado para firmar el contrato a los profesores interinos, según comentan a Vida Nueva varios docentes consultados. Por tanto, los menores no están recibiendo ninguna materia en la hora semanal de Religión que establece el decreto del 5 de julio de la Consejería de Educación. Los obispos han vuelto a llevar a los tribunales esta norma, que ha reducido el horario a la mitad, ante la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura que da la razón a la Junta.

La Consejería se reunió la pasada semana con los profesores de esta materia en Badajoz para llegar a un acuerdo y que no se viera afectado su salario. Así, han pactado reducir la ratio de alumnos para que pueda impartirse la clase con 15 alumnos o menos. “Esto sirve en institutos grandes, pero no en los pequeños, donde si el centro no tiene un proyecto que encargarnos, perderemos horas lectivas y, consecuentemente, sueldo”, explica Francisco Javier Tovar, profesor del IES Santa Lucía del Trampal de Alcuéscar (Cáceres).

Como indica Manuel García, delegado de Enseñanza del Arzobispado de Mérida-Badajoz, “es la primera vez que se retrasan tanto”. En 2014, firmaron el contrato el mismo día de comienzo de curso, y en 2015, una semana después. Este problema también lo tiene el resto de profesores interinos de otras materias. Una de las razones que los profesores creen que ha motivado este retraso es que, si son contratados por menos de 280 días, no tienen derecho a recibir salario en verano.

La asignatura de Religión no corre la misma suerte en Extremadura que en otras comunidades, pese a ser la autonomía donde un mayor porcentaje de alumnos cursan la asignatura (90% en Primaria, 71% en Secundaria y 34% en Bachillerato). Tanto en Extremadura como en Aragón, sus obispos han presentado recursos ante los respectivos tribunales superiores tras la reducción de horas de la materia. Mientras en Aragón los menores continúan este curso con las mismas horas de la asignatura gracias a las medidas cautelares aplicadas, la Sala de lo Contencioso Administrativo de Extremadura desestimó el 21 de septiembre el recurso especial presentado por los obispos extremeños por vulneración de derechos fundamentales.

La sentencia explicaba que no se vulnera el derecho a la educación, puesto que la asignatura se sigue ofertando. Por tanto, los obispos han presentado una demanda ahora por vulneración de la legalidad, ante la que aún no hay pronunciamiento. De cualquier modo, García cree que el tema de la asignatura de Religión acabará en el Tribunal Supremo, porque “está habiendo sentencias contradictorias en las diferentes comunidades ante los mismos hechos”.

Publicado en el número 3.005 de Vida Nueva. Ver sumario

 


LEA TAMBIÉN:

Compartir