Más de 700 parroquias españolas acogen a presos para su reinserción

Los reclusos, condenados por delitos menores, realizan trabajos en beneficio de la comunidad

Florencio Roselló, director del departamento de Pastoral Penitenciaria de la CEE, conversa con un recluso a través de rejas

Florencio Roselló, director del departamento de Pastoral Penitenciaria de la CEE, con un interno

BLANCA RUIZ ANTÓN | Ser misericordia dentro de la cárcel es una de las tareas más difíciles que la Iglesia afronta en la pastoral social. Entre cuatro paredes, las rejas, la delincuencia, la marginación y, sobre todo, la falta de esperanza en un futuro mejor hace del trabajo de los 137 capellanes de cárceles que hay en España, junto con los más de 3.000 voluntarios, algo indispensable para hacer realidad el abrazo del hijo pródigo.

Esta pastoral ya no se limita solo a visitar a los presos, como obra de misericordia corporal, sino a ir un paso más allá e involucrarse en su vida y, sobre todo, en su reinserción en la sociedad. Por eso, más de 700 parroquias de España acogen a presos que realizan lo que llaman ‘Trabajos en Beneficio de la Comunidad’ (TBC), que, según afirma Florencio Roselló, director de Pastoral Penitenciaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE), “son penas por delitos menores o complementarias a la pena principal y que, si no lo pudieran realizar en estas parroquias, tendrían que realizarlo en la cárcel”.

(…) Ese cuidado que la Iglesia pone en quien sufre prisión, se refleja también en los más de 55.000 euros que se han destinado a la asistencia a presos y en los 5.000 paquetes de ropa que se les ha entregado, “sin hacer distinción de su religión”. Además, hay en España más de 70 pisos de acogida para que los internos sin familia o recursos puedan disfrutar de sus permisos de salida. “Durante 2015, la Iglesia acogió en estos pisos a más de 2.500 presos, porque muchos, cuando salen, no tienen dónde ir y pasan su permiso en la calle”.

(…) Uno de los principales proyectos de la Pastoral Penitenciaria dentro de este Año de la Misericordia es la celebración del Jubileo de los Reclusos, que tendrá lugar el 6 de noviembre en Roma. (…)

Publicado en el número 3.004 de Vida Nueva. Ver sumario

 


* ¿Quieres seguir leyendo este artículo? Artículo completo en este enlace solo para suscriptores

* Comprar el número suelto en la app de la Revista Vida Nueva nº 3.004: para iPad o en Google Play

* Suscribirse a Vida Nueva

 


LEA TAMBIÉN:

Actualizado
23/09/2016
Compartir