Alma Mater Museum: el alma de Zaragoza

El Arzobispado reconvierte el Museo Diocesano y lanza un ambicioso programa de integración cultural y social

Alma Mater Museum de Zaragoza, Representación del altar eucarístico del coro alto de la capilla de D. Hernando de Aragón, del s. XVI

Representación del altar eucarístico del coro alto de la capilla de D. Hernando de Aragón, del s. XVI

JUAN CARLOS RODRÍGUEZ | El Museo Diocesano de Zaragoza se reinventa y crece: es ya el Alma Mater Museum. Su director, Domingo Buesa (Sabiñánigo, Huesca, 1952), explica el nuevo objetivo del renovado museo, tras cinco años desde su inauguración: “La Iglesia ha sido creadora de cultura y ha conseguido logros evidentes en la mejora de la vida del ser humano. Es tiempo de recuperar la memoria de los olvidados curas de pueblo que improvisaban escuelas para enseñar a leer y escribir, que ayudaban a mejorar la agricultura, que avanzaban en la búsqueda de nuevas semillas o nuevas formas de cultivar hasta el almendro”.

“Pero también –sigue Buesa– es momento de recordar a clérigos que trajeron la imprenta a España por Zaragoza, investigaron en la medicina, apostaron por el arte, hicieron canales para dar agua a ciudades, como el caso de Pignatelli, construyeron cosos taurinos para poder mantener la Misericordia, los hospicios y hospitales…”.

“De todo eso, que al final no es más que los rasgos de la identidad, en este caso aragonesa, queremos hablar en el Alma Mater –añade–, el espacio donde se custodia la memoria de la identidad de la comunidad y al que hay que acudir para apostar por nuevos pasos hacia el mañana”.

Dicho de otro modo, el Alma Mater Museum es la cara más visible de un ambicioso proyecto de integración cultural y social bautizado conjuntamente como Alma Mater, y que el Arzobispado de Zaragoza pone en marcha “al servicio de la identidad, del territorio y de las gentes de Aragón”.

Y que contiene varias líneas de trabajo, todas reunidas bajo ese Alma Mater que reivindica el ecónomo diocesano, Ernesto Meléndez: “Es una nueva marca, un nuevo concepto cultural. La expresión significa literalmente ‘madre nutricia’, el punto donde todo comienza, y la hemos adoptado para apostar por un proyecto integrador, que aúne elementos como identidad, tradición o futuro”.

 

* ¿Quieres seguir leyendo este artículo? Reportaje completo en este enlace solo para suscriptores

* Comprar el número suelto en la app de la Revista Vida Nueva nº 2.996: en iTunes o para dispositivos de Google Play

* Suscribirse a Vida Nueva

En el nº 2.996 de Vida Nueva

Actualizado
08/07/2016
Compartir