Las lágrimas amargas de la caña de azúcar

Los dominicos lideran la defensa de 60 familias desalojadas por una multinacional en República Dominicana

protesta por familias desalojadas en República Dominicana por una multinacional

Marcha popular en Santa Cruz de El Seybo, en protesta tras el desalojo de 60 familias por parte de la azucarera Compañía Central Romana

M.Á. MALAVIA y J.L. CELADA | “Han pasado ya más de dos meses desde que los guardias campestres de la Compañía Central Romana sacaran de sus casas en plena noche a unas 60 familias, pero la población de la provincia de El Seybo –al este de República Dominicana y muy cerca de los complejos turísticos de Punta Cana– sigue todavía “consternada por los brutales desalojos ocurridos entre los días 15 y 26 de enero”, denuncia en Vida Nueva el dominico Miguel Ángel Gullón Pérez.

Desde entonces, profundamente conmovido por las lágrimas y el relato entrecortado de algunas víctimas ante los micrófonos de Radio Seybo, el religioso asturiano ha decidido dar voz y visibilizar la causa de este colectivo frente a un consorcio azucarero que “ocupa” el 70% de la provincia, que “no tiene títulos de propiedad de tanta tierra robada a los campesinos” y cuyo poder económico –amparado en el “consentimiento gubernamental”– es tal que “sus criminales acciones parecen normales, pues desde hace décadas gozan de total impunidad ante la justicia”.

Por todo ello, y porque esas familias “todavía no han despertado de la pesadilla” vivida entonces, “no nos podíamos quedar callados, no nos podíamos conformar solo con dar la noticia por Radio Seybo; de otra forma, seríamos cómplices y amigos de la Compañía Central Romana”, reconoce el padre Gullón, argumentando su apoyo a la movilización celebrada el pasado 23 de febrero.

Durante este acto, se procedió a la lectura de los manifiestos de solidaridad con las familias desalojadas (ver más abajo) y se dio la palabra a José Guzmán. El representante del Comité de Derechos Humanos de la provincia, que acompaña junto a Noemí Méndez el proceso legal de la denuncia, lamentó que en el este del país exista “un gobierno paralelo que se llama Central Romana Corporation, una productora de azúcar con grandes inversiones en el turismo y en otras actividades que es un gobierno sobre gobierno, puede hacer y deshacer”.

* ¿Quieres seguir leyendo este artículo? Artículo íntegro en este enlace solo para suscriptores

* Comprar el número suelto en la app de la Revista Vida Nueva nº 2.983: en iPad o para dispositivos de Android

* Suscribirse a Vida Nueva

En el nº 2.983 de Vida Nueva

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
08/04/2016
Compartir