.


Francisco y Kirill en La Habana: una escala hacia la comunión

catedral de la Iglesia Ortodoxa Rusa en La Habana Cuba antes de la visita del papa Francisco para encontrarse con Kirill de Moscú

Así se gestó el acercamiento inédito que tendrá lugar en Cuba hoy viernes 12 de febrero

catedral de la Iglesia Ortodoxa Rusa en La Habana Cuba antes de la visita del papa Francisco para encontrarse con Kirill de Moscú

Catedral ortodoxa Nuestra Señora de Kazán en La Habana Vieja

ANTONIO PELAYO | El primer viaje de Francisco en 2016 será a México, sacudido por la violencia y la inequidad. Una visita clave a un país paradigmático del catolicismo en estos tiempos, oficialmente laico, pero hondamente creyente. Antes de iniciarse, será antecedido por un hito histórico: el abrazo ecuménico del Papa y Kirill en La Habana. Una sorpresa más en un pontificado sin ataduras.

Dos horas de reunión y una declaración conjunta

Francisco, que debería iniciar su viaje a México a las 12:15 horas del viernes 12 de febrero, adelanta su salida del aeropuerto romano de Fiumicino a las 7:45 h. esa misma mañana. Después de un vuelo de doce horas, aterrizará en el aeropuerto José Martí a las 14:00 hora local (20:00 hora española) y será recibido por Raúl Castro. Un cuarto de hora después, el Santo Padre encontrará al patriarca Kirill, con el que se reunirá durante dos horas, en presencia exclusivamente de dos intérpretes.

Una vez finalizado el coloquio se procederá a la firma de una extensa declaración conjunta a la que asistirán las delegaciones de ambas partes: la vaticana, presidida por el cardenal Kurt Koch, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos (acompañado por el secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, y otros miembros del séquito papal); y la ruso-ortodoxa, a cuyo frente están el metropolita Hilarión, junto a otros altos dignatarios del Patriarcado.

Luego, en presencia del mandatario cubano, habrá un intercambio de discursos. Como aclaró el P. Federico Lombardi al anunciar este encuentro, serán “intervenciones breves, más bien expresión espontánea y personal de los propios sentimientos en esta extraordinaria y bellísima ocasión”.

Finalmente, Bergoglio y Raúl Castro mantendrán una breve entrevista y, seguidamente, a las 17:00 hora local, el Papa volverá al avión de Alitalia que, en apenas dos horas, le llevará al aeropuerto Benito Juárez, de Ciudad de México, a la misma hora prevista en el esquema de su viaje mexicano. [Agenda del viaje]

El papel de Cuba en el encuentro

Lombardi ha aclarado que este hito llevaba preparándose “al menos dos años”. Sobre el lugar existía una coincidencia de pareceres en que debería ser un “lugar neutral”. Para entendernos, se descartaba que el Papa pudiera acudir a Moscú o que el patriarca fuese recibido en el Vaticano. En el pasado (cuando Juan Pablo II había formulado su deseo de encontrarse con el patriarca Alexis) se habían barajado varias hipótesis europeas, especialmente en Austria, Hungría o Suiza, pero, con el paso del tiempo, esta posibidad se descartó por razones logísticas y políticas.

En este contexto es donde interviene la mediación cubana. En mayo de 2015, Raúl Castro viajó a Moscú, donde mantuvo sendas entrevistas con Vladimir Putin y con el patriarca Kirill, al que invitó a visitar la isla caribeña. Invitación aceptada, pero sin determinar fechas. Antes de regresar a su país, el hermano de Fidel Castro hizo una escala en Roma para ser recibido por Francisco, con el que concertó la visita del Papa a Cuba, que tendría lugar a mitad de septiembre. Parece lógico imaginar que Castro informara al Papa de su entrevista con el patriarca.

Por otra parte, Putin fue recibido por Francisco el 10 de junio, por lo que no puede excluirse que hablasen, además de la crisis en Ucrania y en Oriente Medio, del posible encuentro con el patriarca, al que el presidente ruso sería muy favorable.

Poco después se anunciaron las fechas de la visita papal a México, que, no por casualidad, abrían la posibilidad de una escala “técnica” en Cuba, donde el patriarca se hallaría el 11 de febrero para realizar una visita oficial a la República de Cuba, Brasil y Paraguay. Las sutiles filigranas de la diplomacia habían tejido el entramado de la histórica entrevista. Para alegría, por cierto, de los obispos cubanos, que han saludado la noticia con entusiasmo. En declaraciones a EFE, su portavoz, José Félix Pérez, ha destacado la “gran trascendencia histórica” del encuentro, fruto de la “cultura del encuentro, el diálogo y la reconciliación” que promueve el Papa.

Lombardi no dejó tampoco de destacar que el patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I, había sido previamente informado del encuentro y que había manifestado “su satisfacción y alegría por este abrazo entre el jefe de la Iglesia católica y el de la comunidad ortodoxa más numerosa del mundo”.

A este propósito, hay que señalar que el encuentro entre el Papa y el patriarca de Moscú tendrá lugar pocos meses antes de que, del 16 al 27 de junio, en la isla de Creta se celebre el primer Concilio de todas las Iglesias ortodoxas, acontecimiento inédito desde los tiempos del Concilio de Nicea, en el año 787.

Seguir leyendo (solo suscriptores)

En el nº 2.976 de Vida Nueva.

 

A FONDO. ESPECIAL VIAJE DE FRANCISCO A MÉXICO (solo suscriptores, clic aquí)

  • Francisco y Kirill en La Habana: una escala hacia la comunión; por Antonio Pelayo
  • Una señal de esperanza a pie de aeropuerto; por Pedro Langa Aguilar, OSA
  • “Hicieron señas a los de la otra barca…”; por José M. Vegas, CMF
  • México ante el Papa; por Felipe Monroy
  • Entrevista a Felipe Arizmendi, obispo de San Cristóbal de las Casas (Chiapas); por F. Monroy
  • Michoacán, un estado que tocó fondo; por Lourdes Paz
  • “Dios está en el dolor con Ciudad Juárez”; por Mariano Chávez
  • Despertar la fuerza renovadora; por Mario de Gasperín, obispo emérito de Querétaro
  • La sombra de los abusos, también en Oaxaca; por F. Monroy

* Todos los artículos del A fondo en este enlace solo para suscriptores

* Comprar el número suelto en la app de la Revista Vida Nueva nº 2.976: en iPad o para dispositivos de Android

* Suscribirse a Vida Nueva

Compartir