.


Las devoluciones en caliente, “radicalmente ilegales”

Juristas españoles denuncian el rechazo de inmigrantes en Ceuta y Melilla

Inmigrante-G

MARÍA PÉREZ | Rechazo en Frontera: ¿Frontera sin Derechos? es el título del informe jurídico firmado por 16 expertos españoles en derecho penal, constitucional, internacional y derechos humanos, en el que analizan la Ley de Extranjería. Bajo la figura del llamado “rechazo en la frontera”, esta regulación ampara la devolución “en caliente” a Marruecos de los inmigrantes interceptados en las vallas de Ceuta y Melilla, una práctica “radicalmente ilegal”.

“Estas personas no son reducibles a objetos que se pueden devolver al remitente”, afirman los juristas. “Tratar a seres humanos como auténticos fardos, negando la posibilidad de que puedan hacer la más mínima alegación a las autoridades españolas; es algo que constituye una práctica inmoral y también antijurídica”.

Recuerdan además que “la singularidad de Ceuta y Melilla nunca puede justificar que en estos territorios se excepcione el Estado de derecho”, por lo que la entrega de ciudadanos extranjeros a las fuerzas marroquíes solo puede ser posible “a través de un procedimiento que respete los derechos de audiencia al interesado, asistencia letrada e intérprete”, aseguran los expertos.

“La necesidad de preservar los derechos humanos no solo es una exigencia jurídica, sino también garantía de que no bajamos el listón ético de nuestra sociedad y de que no claudicamos en nuestros valores democráticos”.

Preocupación en los CIE

Por su parte, el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) y Cáritas han denunciado que, un año después de la publicación del Reglamento de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), “no se han producido avances”.

Subrayan carencias en la asistencia social, sanitaria, servicio de traductores, falta de recursos o escasa dotación presupuestaria. “A la vista de la reciente sentencia del Tribunal Supremo, declarando nulos algunos artículos del citado Reglamento, añadido a las denuncias y la falta de derechos en estas instalaciones, sobran razones para proceder al cierre de los CIE y avanzar en la búsqueda de otras alternativas”, sentencian desde Cáritas y SJM. Animan además “a la comunidad cristiana y a la sociedad en general a estar alerta frente a estos espacios opacos que tanto sufrimiento generan, en los que encerramos a personas migrantes por no tener papeles”.

En el nº 2.937 de Vida Nueva.

Compartir