.


Creemos en la Vida Consagrada

Una forma de seguimiento radical del Evangelio que no siempre ha sido suficientemente reconocida

CAT_Salesians2

JORDI LLISTERRI (BARCELONA) | Este Adviento comienza el Año de la Vida Consagrada, que se prolongará hasta febrero de 2016. Es una celebración internacional promovida por el papa Francisco que quiere renovar y revitalizar la Vida Religiosa. Hacía falta. En los últimos años, esta forma de seguimiento radical del Evangelio no siempre ha sido suficientemente reconocida, incluso dentro de la propia Iglesia. Al mismo tiempo, en Occidente, muchas congregaciones no viven el mejor momento.

Faltan vocaciones, como también faltan al sacerdocio. Pero los problemas de las órdenes religiosas se ven más cuando tienen que cerrar comunidades o presencias por falta de efectivos. Aunque hay personas que siguen optando por la Vida Consagrada. Siguen creyendo en ella. ¿Por qué lo hacen? Lo explican en este número cuatro testimonios, en una mesa redonda con personas que en los últimos años se han incorporado a la vida contemplativa o en congregaciones de vida activa. Es relevante, también, el hecho de que no se ha relajado el proceso de maduración y discernimiento de la vocación a este estilo de vida. Y cómo lo hacen libremente y con alegría.

Compartir