El Papa defiende la anulación gratuita del matrimonio

“Algunos procedimientos son tan largos y tan pesados que hacen que la gente se vaya”

ÁLVARO ESPINOSA (ROMA) | El papa Francisco, en su catequesis de este miércoles 5 de noviembre sobre la dimensión jerárquica de la Iglesia afirmó que por el servicio del ministerio episcopal “el Señor se hace presente en la Iglesia, la guía y la cuida”.

En la plaza de San Pedro, ante miles de fieles y peregrinos de todo el mundo, el obispo de Roma explicó que “Cristo edifica la Iglesia” como su cuerpo, mediante los ministerios, entre los cuales se destaca el ministerio episcopal. “En la persona y el ministerio del Obispo se expresa la maternidad de la Iglesia, que nos engendra, alimenta y conforta con los sacramentos”, declaró.

El sucesor de Pedro dijo que “como sucesores de los Apóstoles, también los obispos son enviados a anunciar el Evangelio y apacentar el rebaño de Cristo. No se trata, por tanto, de un cargo honorífico, sino de un servicio que se ha de realizar siguiendo el ejemplo de Jesús, el Buen Pastor”.

De esta manera expresó que, así como Jesús llamó a los Apóstoles unidos como una familia, “también los obispos constituyen un solo colegio reunidos en torno al Papa, que es el custodio y garante de la comunión entre ellos”.

Todo ello después de que minutos antes en el aula Pablo VI defendiese que el proceso de anulación de un matrimonio sea gratuito. “Algunos procedimientos son tan largos y tan pesados que hacen que la gente se vaya”, admitía el Papa esta mañana ante los 300 participantes de un curso del Tribunal de la Rota Romana.

“La madre Iglesia es tan generosa como para poder hacer justicia gratuitamente, como gratuitamente hemos sido justificados por Jesucristo”, aseguraba Francisco, dando de ese modo su respaldo a una de las propuestas que con fuerza se escuchó durante el reciente sínodo de la familia: que los procesos de anulación matrimonial sean gratuitos.

  • Ver la audiencia íntegra:


© Radio Vaticana-Centro Televisivo Vaticano
logo_radio_vatican-peq

LEA TAMBIÉN:

Compartir