.


Julián Barrio: “Servir a los que no cuentan es dar razón de la esperanza”

En la fiesta del apóstol, el arzobispo de Santiago urge a recuperar la frescura del Evangelio

E_Santiago1

Julián Barrio: “Servir a los que no cuentan es dar razón de la esperanza” [ver extracto]

FRAN OTERO | Ante la presencia de los Reyes de España, Felipe VI y Letizia, en la festividad del Apóstol Santiago, patrón de España, el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, reivindicó el papel del cristianismo en la sociedad y matizó que es urgente recuperar la frescura del Evangelio:

De la que brotan nuevos caminos y palabras cargadas de renovado significado para nuestro mundo, que necesita el anuncio del amor de la salvación de Dios.

Una vuelta a lo esencial que también se manifiesta en el servicio “a los que no cuentan en nuestra sociedad”. Explicó:

Esto comporta reconocer, apoyar y favorecer las realidades que animan la vida de los demás, acercándonos a ellos con amor fraterno para desatar los nudos de la existencia. Para los cristianos, el servir a los hermanos es parte esencial de su ser, haciendo presente el amor de Dios con sencillez y en verdad. Servir generosa y gratuitamente a quienes no cuentan en nuestra sociedad, a los que ven herida su dignidad por tantas dolencias físicas, espirituales, psicológicas y morales, y ser sensibles al dolor y al sufrimiento de los más vulnerables es dar razón de nuestra esperanza cristiana, poniendo nuestra vida en juego para la gloria de Dios y el servicio a los hombres.

Con todo, el arzobispo compostelano recalcó que la fe, que necesita una purificación constante:

Requiere valentía por parte del creyente y es un abrazo lleno de realismo a todos los hombres, un acontecimiento que no puede ser reducido a una militancia o a una ideología sociopolítica.

En este sentido, recordó que los valores cristianos han contribuido “al desarrollo integral de las personas, conformando una cultura que trata de superar la desconfianza y de afirmar el compromiso del buen samaritano”, y añadió que sin esta conformación cultural “sería difícil entendernos personal y socialmente”.
 

Intervención real

En su Ofrenda al Apóstol [ver íntegra], Felipe VI lanzó un mensaje de concordia y pluralidad:

En la configuración de nuestra nación, toda la variedad y riqueza de sus pueblos ha contribuido a definir nuestra identidad. (…) En nuestra España constitucional, unida y diversa, caben todos los sentimientos y sensibilidades, caben todas las formas de sentirse español. Y eso hace de nosotros una gran comunidad social, cultural y política. Y las distintas herencias –religiosas y culturales– han marcado el devenir de nuestras gentes. Que haya miles de personas que se lancen todos los años a recorrer la Ruta Jacobea es muestra de pluralidad y homenaje a un patrimonio espiritual y cultural que a todos nos enriquece.

En el nº 2.905 de Vida Nueva

Compartir