Con la campaña de la Renta la Iglesia se somete a “un plebiscito anual”

Entrevista a José María Gil Tamayo en el programa nocturno de TVE

gil-tamayo

JAVIER RODRÍGUEZ | José María Gil Tamayo, secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), visitó anoche el plató del programa La Noche de TVE donde fue entrevistado por su presentador Sergio Martín y participó de una tertulia con otros periodistas.

Preguntado por los nuevos tiempos que vive la Iglesia con el pontificado del papa Francisco y en España la renovación de la cúpula de la CEE con la llegada del propio Gil Tamayo y monseñor Ricardo Blázquez, el portavoz constató que con Bergoglio “hay una renovación de la ilusión” que se nota en toda la Iglesia, con una “mayor afluencia de gente en las parroquias y personas implicadas en los trabajos de la Iglesia”, que atribuye a unas “mayores ganas de empeño para anunciar el Evangelio” gracias al “nuevo aire” que ha traído el Papa al recuperar “lo más esencial del Evangelio, la misericordia y la cercanía”.

Sobre la decisión de no celebrar una Misa en la proclamación del príncipe Felipe como Rey de España, el portavoz de la CEE ha recordado que en el antecedente de la coronación de su padre Juan Carlos I cuando sí la hubo y la ofició el cardenal Tarancón [ver homilía], aún no se había proclamado la Constitución actual. En esta línea, Tamayo consideró que ha primado “la concepción aconfesional del Estado” y valoró la posibilidad de que una de las primeras visitas oficiales del nuevo monarca sea al Vaticano.

 

“Es casi más fácil el divorcio que cambiar de compañía de teléfono”

A continuación, el presentador preguntó sobre las palabras del papa Francisco en su viaje de regreso de Tierra Santa [ver entrevista completa] dejando las puertas abiertas a la ordenación de hombres casados.

Al respecto Gil Tamayo recordó que “el papa no ha dicho nada nuevo” porque “el celibato no es un dogma de fe” y que de hecho en la Iglesia oriental se ordenan hombres casados, aunque solo son nombrados obispos los célibes, y consideró que el celibato no es “una imposición ni una carga sino una opción de libertad, de amor y entrega para una disponibilidad total”.

Asimismo enunció la paradoja de este debate sobre los sacerdotes casados cuando “la realidad matrimonial está siendo debilitada desde muchos ámbitos, con el divorcio exprés es casi más fácil el divorcio que cambiar de compañía de teléfono“. También trajo a colación la realidad de “sacerdotes que lo dejaron, contrayeron matrimonio y luego han vuelto al sacerdocio. Esto ocurre y no se dice”.

Sobre la ordenación de mujeres, Tamayo afirmó que “esto está más cerrado”, por la interpretación de la tradición apostólica de que Jesucristo escogió solo hombres como apóstoles, y recordó las palabras de san Agustín para ejemplificar que la ordenación no sea contemplada como un derecho: “Yo con vosotros soy cristiano y esta es mi dignidad, yo con vosotros soy obispo y esta es mi carga“.

Acerca del impacto que está teniendo el papa Bergoglio en el mundo de la comunicación, Tamayo aseguró que “no hay ninguna estrategia”, al punto que cuando el portavoz vaticano, Federico Lombardi, vio que el elegido para calzar las sandalias de san Pedro no hablaba inglés, solo algo de italiano y sí mucho español, se preguntó que pasaría con la comunicación. Sin embargo, continuó el portavoz, está teniendo una “gran repercusión en todo el mundo”, ya que la gente corriente percibe al papa Francisco como uno de ellos. Éxito que atribuye a que “el Papa ha encontrado un lenguaje con autenticidad que no es el oral, sino el de los gestos”.
 

“Una ley del aborto nunca es una ley buena”

El periodista inquirió entonces sobre qué espera la Iglesia sobre la tramitación de la ley del aborto en España, cuyo dictamen del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) se conocerá el próximo viernes día 13, a lo que el portavoz de la CEE respondió que “espera que se defienda la vida, que es lo esencial”, añadiendo que si bien “una ley del aborto nunca es una ley buena”, existe “una graduación”.

En ese sentido, comparó el proyecto en curso con la ley en vigor, que permite a chicas de 16 años “decidir sobre algo tan sagrado y tan serio como es una vida humana” y valoró positivamente “una ley que restrinja esto, que dé unos pasos y deje de considerar el aborto un derecho, un derecho a matar, en el fondo es esto aunque usemos eufemismos”.

Intervino el entrevistador considerando que depende del momento en que se considere que comienza la vida, a lo que Tamayo respondió que “desde nuestras convicciones hay vida desde el momento de la concepción, pero aunque hubiera duda, la duda en un sentido de justicia favorece al reo“, y añadió que “esto no es una cuestión religiosa sino de derecho humano” en la que coinciden también personas no creyentes, “una cuestión de humanidad que lleva un reforzamiento desde la religión cristiana“.

En esta línea, entendió que “el proyecto de ley actual es menos malo al considerar desde la doctrina del Tribunal Constitucional la defensa del nasciturus como un deber a conciliar con los derechos de la madre“, por dar al “personal sanitario el derecho a la objeción de conciencia” y no ser “una ley de plazos sino de supuestos”.

El siguiente tema en ser abordado fue la campaña de la renta en curso sobre marcar la equis, lo que Tamayo calificó de “plebiscito anual que tiene la Iglesia católica” en el que los ciudadanos deciden si una parte de los impuestos que tienen que pagar la destinan a este fin, siendo el gobierno un mero intermediario. El portavoz de la CEE anunció también que próximamente se hará público un documento detallando la labor social de la Iglesia en nuestro país.

A continuación se inició una ronda de preguntas con los periodistas Ignacio Camacho, Fermín Bocos, Manuel Cerdán y Ricardo Martín, que puede seguir en el siguiente vídeo (del minuto 22 al 47) con el programa íntegro:

 


RTVE.es

Compartir